Así veo el combate: Miguel Cotto contra Saúl “Canelo” Álvarez

Por José Enrique Cuevas

Caracas, 22-10-2015.– Lleno total en el Hotel Mandalay Bay-Casino de Las Vegas, más de catorce mil aficionados-ventaja aquí para el mexicano, aunque más ruidosos la gran cantidad de borinqueños.
El referí (creo que es Kenny Bayless) da las instrucciones que los contendientes ni le paran, pues saben cómo comportarse en este tipo de confrontaciones, especialmente el cuatro veces campeón (súper ligero, welter, súper welter y mediano) Miguel Cotto.
Cotto a su esquina, luce tallado, concentrado. Se nota el trabajo del gimnasio bajo la dirección de Freddie Roach, ya no es el gordito de antes que le costaba hacer el peso welter y superweter, aunque ayer registró en la balanza 70.2 kilogramos (156 libras).
Mientras que Canelo lució en la ceremonia lívido. Parece que le costó hacer el peso exigido-más bien acordado entre las partes-, que era menos de 160 libras (72.3 kg).
Canelo se le ve la cabeza más cuadrada. Tal vez porque aprieta más que de costumbre el protector bucal-¿Síntoma de nerviosismo?
Suena la campana: Cotto con guardia alta, se desplaza. Se ve tranquilo. Canelo sale directo a buscarlo pero su rival lo esquiva. El manito se nota previsible con sus puños, aunque los lanza fuerte todos. Un Canelo más agresivo se lleva este asalto inicial (10-9); más por ganas que por efectividad en su ataque.
Round dos: Cotto además de girar comienza a mover su mejor arma la izquierda (da la impresión que es un zurdo cambiado a la diestra). El mexicano lo sorprende con un directo a la frente, pero el de Caguas replica con golpe de ambas manos a los costados (es la estrategia a seguir).
Roach le pide que no se faje, que pelee a contragolpe. Cotto lúcido, en medio de la pelea asienta afirmativamente con la cabeza. Asalto que puede ir para cualquiera de los dos (aunque no hay round empate).
Tercero: Mejor Cotto al cuerpo, aunque parece exponerse ante un Álvarez que se nota decidido a terminar esto antes del quinto capítulo (me parece que así lo dijo en el pesaje oficial). Canelo por primera vez llega con una combinación de puños certera, aunque por televisión me pareció más fuerte que lo que realmente resintió al caribeño. Aunque este fue el mejor round para el de Jalisco, se vio extrañamente sofocado al llegar a su rincón, donde es ventilado con la toalla por sus segundos que lo bañan también de agua.
Comienza el cuarto tramo: Cotto sale más rápido de piernas y manos. Su izquierda comienza hacerse sentir con un jab martillado, al mejor estilo de los peleadores cumaneses. También golpea a los planos bajos del azteca, aunque el referí le sugiere que suba más sus golpes. Aparece una inflamación preocupante en la ceja derecha de Miguel. Este round creo que lo dominó el cagüeño.
La campana da inicio al round (5°) en que prometió Canelo eliminar a Cotto. Sale ganoso. No está muy convencido de cómo va la confrontación (aunque se sabe del aprecio que le tienen en el Consejo Mundial de Boxeo) Canelo no ha podido, o en todo caso el boricua lo ha permitido, llevar a su contrincante contra las cuerdas y golpearlo neto con su izquierda en gancho. Tan solo ha pegado con su directo de derecha cuando Cotto ha expuesto pocas veces su físico hacia adelante. El round que se avizoraba como de rompe y rasga, según el vaticinio de Canelo, fue una asalto normal. Sin mucha bulla, pero con mucha paciencia de parte del titular; el campeón fue quien sumó en este capítulo.
Sexto, séptimo y octavo, Cotto recuerda por su estilo a ratos a Erislandy Lara y otras veces a Mayweather, evitando todo el tiempo que lo acorralen, pero pegando un insistente jab, que puede ser de derecha o izquierda, dependiendo el ángulo que se le presente Canelo, quien está combatiendo igual que siempre. Luce con la inspiración de un noqueador nato, pero sin serlo,. mientras que Miguel muestra más pegada de lo que se cree. Se diría que más que contundencia es justeza al pegar sus golpes.
Noveno: Hay preocupación en la esquina de Canelo porque hace cuatro rounds que esta pelea-según sus cálculos- debió estar definida a su favor-según sus asistentes y allegados. Sobre el final del tramo llega el ansiado puño, un gancho volado de izquierda da en el rostro de Cotto quien cae. También hay una herida en su ceja izquierda e inflamación de su nariz. Round para canelo 10-8.
Roach trabaja aceleradamente, más para recuperar a su pupilo del impacto recibido que las magulladuras en el rostro.
El décimo parece el chance que esperaba Canelo. Tiene tres rounds para definir el pleito. Y sale a eso, pese al cansancio notable por fallar durante los tramos anteriores sus puños más fuertes lanzados.
Cotto, contrario a lo que se pensaba, sale a pelear. Canelo se le encima, pero el boricua cierra su guardia. Bloquea muchos golpes. Ahora Cotto nos recuerda sus peleas con Margarito (Antonio), la primera, o contra Pacquiao (Manny), que aun estando golpeado, sigue guapeando. Suena el campanazo.
Para el once, Canelo por primera vez en su carrera tiene una cortadura en su pómulo (izquierdo), producto de los jabs de su rival. Presiona el mexicano, pero sin tanta fuerza, incluso pierde el equilibrio. Se ve lento de piernas-aunque nunca ha sido rápido de desplazamiento y eso ha jugado en su contra esta noche-.
Seguidillas de jabs y esporádicas derechas al cuerpo pegadas por Miguel Cotto. No contundentes, pero sí marcando puños.
Último capítulo…Weeks le dice que choquen guantes, Canelo se niega…Cotto sonríe, aunque su rostro se muestra hinchado, luce satisfecho por el combate realizado.
Canelo afloja ¿Se cree ganador?, ¿Algo sabe de cómo va la puntuación? Cotto también cree dominar la pelea y se contenta con girar y dar pasos laterales, en esas indecisiones les sorprende el gong.
El público aplaude, la pelea fue de lejos mejor que la del “siglo” entre Manny y Mayweather, pese a lo flojo de este último round, el peor de toda la refriega.
Reina en Las Vegas (la casa del juego, el Gran Casino) el espíritu de algún juez que vio empate la pelea del mismo Canelo contra Mayweather.
El anunciador (Michael Buffer) indica la votación del jurado: juez número uno: empate; juez dos: a favor de X por un punto; y el tercero: igual por diferencia de un punto. ¡Vencedor… por decisión mayoritaria…de México…Raaaúl “Canelo” Álvarez. Festejan en México, también hay caras risueñas en algunos personeros del CMB presentes-Recuerden que Canelo es de Jalisco, que como dice el adagio azteca: ¡Los de Jalisco no pierden…y cuando pierden, arrebatan!
Tristeza, pero también satisfacción en Puerto Rico por la batalla dada por el hijo de Caguas. Este que escribe también cree que gana y ganó Cotto. Pero yo no voto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *