Canelo-Chavez jr. ¿Pelea histórica o una “carrera de chongos”?

simon piña 1

Por Simón Piña

Mucho se discute si algunas peleas resultan relevantes y taquilleras, más por el morbo de las rivalidades o nacionalismos, que por la calidad de los contrincantes. Ciertamente esta refriega entre los mexicanos Saúl “Canelo” Álvarez y el hijo de la “Leyenda”, Julio César Chávez Jr, que se celebrará en Las Vegas este sábado 6 de mayo, pareciera encuadrar en estos parámetros. Pautada casi que inesperadamente, cuando el Junior estaba casi retirado del boxeo por su contundente derrota ante el polaco Andrej Fonfara, este combate no se trata, la verdad, de dos peleadores cuya relevancia, fama y dinero se debe, en cierto modo, a factores distintos a la calidad mostrada en el ring.

Esta apreciación puede resultar polémica debido a que ambos presentan records muy impresionantes en su trayectoria en el ring. Vistos en frio, sus números son espectaculares. Chávez Jr nos muestra una admirable trayectoria de 50 victorias -32 por Ko-, 2 derrotas y un empate; mientras que el Canelo registra 48 triunfos, 34 por Ko, una derrota (por decisión ante Floyd Mayweather) y un empate. ¿Sería justo decir que estos hombres, con estos records, no son unos Supercampeones?.

Pareciera que somos unos blasfemos imperdonables al afirmar que estos dos peleadores no pertenecen –por su calidad-, a la Élite de la historia del boxeo mexicano. Canelo, de quien siempre hemos dicho que no es mal peleador (aunque no es, tampoco, el fenómeno que quieren hacer ver), ha sido promocionado por una importante televisora mexicana que le escogió con precaución los rivales y diseñó un bien pensado programa de creación y difusión de su imagen. Por su lado, Julio Cesar Chávez Jr, ha desarrollado su carrera, bajo el ala protectora de la gran fama y trayectoria de su Padre y del protectorado del finado Presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Don José Sulaimán Chagnón quien fue sucedido por su hijo Mauricio, heredero de la Presidencia y también de la tutoría de Chavez Jr y el Canelo.

CARRERAS PARECIDAS

Ambos comenzaron sus carreras –como ya dijimos-, muy bien protegidos por diferentes medios audiovisuales y escritos; además del citado organismo mundial. Llegaron a títulos mundiales con peleas a modo de sus posibilidades y en todo momento estuvieron rodeados de ventajas y comodidades que facilitaron el logro de sus metas. Canelo ha sido en más de una oportunidad, Campeón Mundial Superwelter y en Mediano reinó luego de vencer por decisión al boricua Miguel Cotto, título al que renunció para no enfrentar al kasajo Gennaddy Golovkin.

Los títulos Superwelters que defendió en siete ocasiones, los perdió en una Superpelea –desde el punto de vista del dinero-, con el laureado moreno de Grand Rapids, Floyd Mayweather el 14 de septiembre de 2013. En su última pelea, alcanzó otra vez la corona Superwelter al vencer al inglés Liam Smith por Ko. Julio Cesar, por su parte, llegó al título mundial Mediano, en forma casi fraudulenta cuando el CMB desconoció al verdadero monarca, Sergio Martínez y pautó en Los Ángeles, una pelea entre el Junior y el retador africano, Sebastian Zbik. El tiro casi les sale por la culata porque el Junior apenas pudo ganar una decisión mayoritaria en una pelea que se le enredó más de la cuenta.

De todas formas, la pelea con “Maravilla” Martínez tuvo que hacerse, luego que Chávez efectuara tres defensas y el 15 de septiembre de 2012, en el Thomas & Mack Center de Las Vegas, “Maravilla” le dio una azotaina al joven Julio, quien sólo ganó el último round, en el cual derribó al argentino creando un nudo en la garganta de sus parciales. Maravilla ganó por paliza, pero esa caída a última hora creó la falsa imagen de que Julio fue rival y que merecía una revancha.

Pero luego de esto, la vida del hijo de “La Leyenda” pasó por momentos difíciles y confusos debido a su desapego del gimnasio y a una conducta que en algún momento se relacionó con el consumo de sustancias estupefacientes. Sergio Martínez sufrió diversas lesiones en su humanidad, que le llevaron a perder la porción del título Mediano que poseía a manos del boricua Miguel Cotto. Este prefirió ser destituido de esa corona con tal de no enfrentar a quien todo el mundo reconoce como el verdadero monarca, el kasajo Gennady Golovkin.

Desde entonces, el Junior ha efectuado dos mediocres peleas ante el Welter engordado, Brian Vera, una en Semicompleto ante el polaco Andrej Fonfara quien lo noqueó feo, y dos combates que ganó por decisión ante rivales mediocres, en los cuales tampoco mostró alguna cualidad que le asemejara a su Padre. Ahora, sale esta pelea contra el Canelo pautada en 164 libras y en cuyo contrato se especifica que el Junior pagará un millón de $$$ por cada libra que se pase por encima de esas 164.

 ¿QUE PASARÁ EN LA PELEA?.

Julio Cesar es un hombre muy grande para la división Mediana; mide 1.85 metros según algunas publicaciones y 1.86 en otras. Lo cierto es que su estatura es la de un Semicompleto y es más alto que varios Completos. A eso hay que añadir su desapego al gimnasio y su afición a la buena mesa. El Junior frecuentemente anda por encima de los 90 kilos. ¿Será posible que Julio baje a 164 libras y conserve energías para lanzar los golpes que le permitan lastimar al Canelo? Ahí está la gran pregunta.

Canelo, se sabe, que se aprovechaba del pesaje 24 horas antes de la pelea para rehidratarse y subir con un mayor tonelaje que su rival en la mayoría de las peleas. Ahora será él, el que suba más liviano, pero esto puede ser su gran ventaja ya que comerá cómodo, entrenará sin la preocupación de rebajar y subirá al ring sin mayor desgaste. Cierto que deberá superar la dificultad de tener mucho menor estatura que el Junior. Canelo mide 1.73, o sea que Chávez le lleva entre 13 y 15 centímetros. Además, Canelo no es un hombre de gran cintura que esquive los golpes del Junior para entrar en su guardia. La ventaja para él es que Julio no suele Jabear y tiende a pelear un poco agachado.

RECORDANDO A CLEMENTE SÁNCHEZ

Por momentos, esta pelea nos recuerda, en el caso de Julio Cesar, a aquella celebrada en Monterrey, el 16 de diciembre de 1972 en la cual el regiomontano Clemente Sánchez defendía su corona pluma del CMB ante el cubano-español José Legrá. Clemente se convirtió esa vez en el primer Campeón de la historia en perder el título en la balanza. Subió al ring completamente deshidratado y se caía con golpes que, en otras ocasiones, no le hubieran hecho ni pestañear. 11 veces cayó a la lona Clemente, más porque sus piernas no le sostenían que por algún golpe de Legrá. En el round 11, el árbitro mexicano Ramón Berumen detuvo aquella cómica de mal gusto.

Tememos que a Chávez Jr pueda sucederle algo así. Lo que ha rebajado es demasiado. Sus últimas peleas no indican que pasa por un buen momento. Desde que peleó con “Maravilla” Martínez en el 2012, sólo ha lucido bien en ese último round. Entonces, ¿Por qué creer que Chávez tiene chance en esta pelea, independientemente de que Canelo no sea un gran Campeón?  Esta no es una pelea entre Élites. No se puede comparar con aquellas épicas batallas entre mexicanos como José Medel-Toluco López; Olivares- Castillo, Olivares-Herrera; Herrera-Anaya; Herrera-Martínez; Zárate-Zamora; Morales-Barrera.

Creemos que, aun cuando Canelo no es un Grande en la Historia del Boxeo mexicano, Chávez no va a poder con la rebajada y el de Guadalajara se impondrá, tal vez por abandono. El cansancio será determinante y el que rebaja tiene más chance de ser la víctima. No creemos en eso de que rebajó con método y no le pasará nada; que va. De todos modos le afectará. Va a subir al ring demacrado y sin fuerzas. Por ese factor, por encima de una probable o supuesta superioridad técnica, le vemos ventaja al Canelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *