Polémico empate en pelea de Canelo y GGG empañó el desarrollo de un buen combate

Por Simón Piña

 Caracas/Jabeando/20-09-2017.- En una pelea que resultó –en opinión unánime- mucho mejor de lo que se esperaba, Gennady Golovkin y Canelo Álvarez dieron un buen espectáculo durante 12 asaltos, tensos y emocionantes, en el T Mobile Arena de Las Vegas. Canelo dio una gran demostración de condiciones físicas, orgullo y buen contragolpeo en tanto que Golovkin mantuvo una asfixiante presión sobre el mexicano –Aunque sin el remate acostumbrado-, que lo llevó a pasar momentos de apuro en varios rounds de la pelea. Estos pasajes, parecieron darle ventaja al kazajo. La “Mosca en la Sopa” resultó la decisión de los jueces, sobre todo un garrafal 118-110 (a favor de Canelo) de parte de la Sra. Adelayda Byrd. Don Trella dio empate 114-114 y Dave Moretti, quien originalmente había sido cuestionado por aficionados pro-GGG, resultó el que lo vio ganar con un muy razonable 115-113.

En la gráfica se puede apreciar las tarjetas de los tres jueces. A la izquierda el 118-110 de la Sra. Byrd. Al centro, la de Dave Moretti y a la derecha, la de Don Trella. La votación de la Sra. Byrd, por cierto, fue criticada por el presidente de la Comisión de Nevada, el cual le recomendó “Un descanso”. Esto se interpreta como una suspensión indirecta. Se comenta que la Sra. Byrd está afectada por las numerosas críticas y rechiflas del público que se sintió defraudado y estafado por esta dama que ya cuenta con un largo historial como jurado de grandes peleas. A manera de anécdota recordamos que la Sra. Adelayda fue Juez en la película Rocky Balboa (Rocky 6) y participó en la pelea del personaje de Stallone contra el Campeón, Maison Dixon, representado por el ex Campeón Semipesado Antonio Tarver. El referee fue Joey Cortés y los jueces Adelayda Byrd 95-94 por Dixon; Chuck Giampa 95-94 por Rocky y Billy Graham 95-94 por Dixon.

 

LA REACCIÓN DEL PÚBLICO

La Sra. Byrd fue objeto de recriminación y palabras fuertes de parte del público. “Corrupta” le gritaron algunos. Se dice que ella lloró mientras afirmaba que era honesta y que, simplemente, había visto la pelea así. La verdad, es que poca gente le ha creído, incluido el Presidente de la Comisión de Nevada. Asimismo, se observó por la transmisión, que mientras hablaba Golovkin –muy educadamente, por cierto-, aplaudían, en tanto que cuando Canelo se dirigió al soberano, con soberbia y malcriadez, los presentes lo abuchearon en cada oportunidad. No hace falta ser muy acucioso para detectar en estas reacciones, a quien vio ganar el público del T Mobile Arena.

 LA PELEA

En medio de mucha tensión comenzó la pelea. Había nerviosismo de parte de la fanaticada mexicana, la parte que apoyaba al Canelo, ya que otros tantos, animaban a GGG, por la fama de noqueador de este y por el temor de que Canelo no fuera a aguantar los puños iniciales del kazajo. Canelo se desplazaba con agilidad por el ring –no corría-, y trataba de pelear a unas revoluciones que, calculaban los suyos, serían prohibitivas para el kazajo, presuntamente, lento. Pero GGG utilizaba un Jab muy preciso con el cual, a la vez que medía al Canelo, le golpeaba la cara. Canelo retrocedía, pero de pronto, atacaba sorpresivamente y si bien no era certero con sus puños, conectaba a medias,  algunos.

Pero del 3ro en adelante, Canelo empezó a experimentar su acostumbrado cansancio y GGG comenzó a llegar más con sus golpes, aunque sin gran puntería. Nunca GGG llegó a golpear al mexicano como deseaba y como esperaban muchos. Canelo estuvo siempre alerta con el recto de derecha, golpe que previó con movimientos de cintura o volteando la cara y “resbalando” el impacto. Canelo estuvo muy bien en esta estrategia. Pero la presión de Golovkin era implacable. Eso, más que los golpes, asfixiaban al pelirrojo que bajaba las manos y abría la boca, en señal de agotamiento.

Entre el 3ro y el 9eno, Canelo vivió un calvario por la presión y los ataques de GGG. En el 7mo parecía que se iba, mientras estaba recostado de las cuerdas, aparentemente, indefenso. Curiosamente GGG, no empleó el bombardeo que se esperaba, sino que se limitó a dar toquecitos en los guantes de Álvarez. Este hecho ha provocado suspicacia en buena parte del público que está alerta y se fija en los mínimos detalles, sensibilizado por actuaciones muy sospechosas como la votación de la Sra. Cinthya J Ross, en la pelea Canelo-Mayweather, donde la dama votó 114-114 en una pelea amplísima a favor del Money y en la cual, Canelo no ganó, ni 30 segundos de ningún asalto. Según los tres jueces y muchos aficionados, Canelo ganó los dos últimos rounds. En general, la impresión es que GGG, debió obtener el triunfo por una ventaja de dos a cuatro puntos. Creemos que Canelo dio una muy buena demostración, sin llegar a ganar o a empatar.

 ¿Qué viene ahora?

Bueno, al final de la pelea; una vez que se dio la decisión, se dijo que ya la revancha estaba lista para el 5 de mayo. Ambos contendores estuvieron de acuerdo en volver a pelear y los dos creen que en la próxima será más amplia su “ventaja”. La pelea seguirá trayendo polémica. Hay muy buenos análisis, aunque también hay vergonzosas opiniones llenas de sectarismo, majadería y racismo, como la del Campeón, Eric Morales en el canal Space, que mejor es que no las expresaran porque dan pena. Se ha comentado que las de Tv Azteca, algunas, fueron risibles. Del Campeón, Juan Manuel Márquez, hemos sabido que fue imparcial, serio y ponderado. Bien por el “Dinamita”, Juanma. Los peleadores cumplieron. Esperaremos la revancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *