Burguillos: pelotero profesional y ahora presidente de las Glorias Deportivas de Caracas

** Fue receptor y lanzador en el beisbol amateur y jardinero en el profesional. Firmó para los Tigres de Detroit en Estados Unidos y con La Águilas del Zulia en Venezuela, además jugó en México y en Nicaragua

 Por José Camejo Suárez

 Caracas/Jabeando/Deportivas/17-12-2017.- Integrante de una prole de 17 hermanos, hijos de Margarita Burguillos y Eliseo Ponce, mejor conocido como Don Eliseo en La Maroma, municipio Acevedo estado Miranda, donde nació el 23 de octubre de 1966.

Cuenta el glorioso jardinero que integró la nómina de Las Águilas del Zulia durante 7 años y con Tiburones de La Guaira 2 temporadas, que su padre Don Eliseo, se esmeraba en ayudar a los demás, muy particularmente a los niños, “mi padre jugaba beisbol, era un pitcher que lanzaba con poca velocidad, pero sus lanzamientos siempre estaban en la zona que dominaba a los bateadores, en ese ambiente empecé a practicar beisbol, recuerdo que en el primer juego me alinearon como cátcher”.

Sigue relatando Burguillos, que todos sus hermanos han jugado beisbol, sin embargo, solamente él y Robert jugaron en profesional. “Empecé a jugar beisbol en la categoría pre junior con el equipo ´El Porvenir´ patrocinado por Simón Ponce, allí jugaba como cátcher y campo corto.

Mientras avanzaba en las categoría junior y juvenil, asegura Carlos Burguillos que representó al estado Miranda en estas categorías, hasta que, a los 17 años de edad fue captado para ingresar a las filas del equipo “AA” INOS de Caracas. Entonces se desempeñaba como pitcher.

“Una de mis mayores satisfacciones fue representar a Venezuela en el Mundial de Nueva Zelanda, los Panamericanos en Canadá, el Mundial de los Estados Unidos, además de haber participado en Juegos Bolivarianos, Centroamericanos y el Campeonato de la Amistad en China Taipéi”, destacó Burguillos.

CON DETROIT Y ÁGUILAS EN EL PROFESIONAL

Muy exitoso con Las Águilas del Zulia

En 1990, el mirandino firmó con los Tigres de Detroit, en los Estados Unidos y con Las Águilas de Zulia para ingresar al beisbol organizado, “esta vez dejé de ser pitcher para jugar en los jardines, particularmente en el jardín central y el derecho. En la sucursal de Los Tigres de Detroit, jugué hasta triple ´A´, un pelotazo en la mano izquierda impidió que continuara, me dieron de baja y jugué en México para el equipo ´Petroleros de Minatitlán´ y en Nicaragua para ´Leones de León´”, apuntó al agregar que con las Águilas  del Zulia jugó durante siete temporadas, desde 1990 hasta 1997, en la temporada 2003 y 2004 fue distinguido con el “Guante de Oro” por su desempeño, en el outfielder de esta divisa, antes de ser cambiado a Tiburones de La Guaira hasta 2001, reconoce que el cambio no fue de su mayor agrado. “Acostumbrase a un nuevo equipo no es muy fácil”, acotó.

Al mismo tiempo el ex aguilucho, reitera su agrado por haber representado al Venezuela en las competencias establecidas en el Ciclo Olímpico, se retiró como pelotero activo en 2003 para asumir nuevos retos en el beisbol. “Dirigí en la Liga Bolivariana de Beisbol Profesional a ´Los Indígenas de Caracas durante tres años (2011-2012 y 2013) a la Selección Nacional en Los Juegos Bolivarianos de Perú, en Los Centroamericanos y en Veracruz México estuve como coach de tercera base”, acotó Burguillos al comentar que continúa preparándose como técnico de beisbol, es bachiller en Ciencias y se ha desempeñado como entrenador mánager del equipo de las Fuerzas Armadas.

Recuerda el beisbolista que, todavía no abandona el proyecto de vida que abrazó desde niño cuando le entregaron la mascota para cubrir la receptoría  del primer juego de beisbol en Barlovento, “todavía a los 51 años de edad me siento con fuerzas y salud para participar los 20 de diciembre, con mis hermanos, en la caimanera  con el equipo “Dezuca” Máster que organiza la familia Zuluaga, particularmente Néstor Zuluaga”, dijo Carlos Burguillos muy convencido da haber llevado adelante con toda su pasión, voluntad, esmero y talento la profesión que escogió para ser útil a los demás y a su familia.

PRESIDENTE DE LAS GLORIAS DEPORTIVAS DE CARACAS

Actualmente, desde 2003, Carlos Burguillos viene presidiendo la Fundación Glorias Deportivas de Venezuela de Caracas, ubicada frente al Velódromo “Teo Capriles” de Caracas, lugar donde realizamos esta entrevista.

Recuerda que se inició en estas funciones cuando un grupo de boxeadores, estaba organizando esta fundación en la región capital, “entonces me invitaban a las reuniones pero yo no asistía, pues no estaba muy convencido de lo que planteaban los amigos boxeadores, pero una vez conocí a Jesús “Chuo” Duque cuando convocó a una asamblea para elegir la junta directiva de la fundación en Caracas, Duque me convenció para que aceptara la presidencia y junto con Rafael “Pantoño” Oronó como vicepresidente, Jesús “Kiki” Rojas secretario de finanzas, Yraima Leiva secretaria general, Luis García primer vocal y Pedro Marín segundo vocal, integramos la primera junta directiva”, apuntó Burguillos, al reconocer que este trabajo es bastante complejo.

Actualmente la junta directiva está formada por Carlos Burguillos presidente, Rafael Oronó vicepresidente, Yraima Leyva secretaria general, Matías Rivero secretario de finanzas, Luis García primer vocal y Mónica Sarmiento segundo vocal.

“Contamos con 200 afiliados y aunque hemos venido haciendo el trabajo en función del objeto de la Fundación, reconozco que los ex atletas deben mantener la unión para lograr los beneficios que el estado venezolano debe dar. Separados somo presa fácil del aislamiento y la carencia de fuerza para luchar por nuestras reivindicaciones, una vez que desaparecemos de la palestra pública”, dijo Burguillos, cuando manifestaba su preocupación por el poco interés que muestran algunas glorias deportivas cuando se les invita a reuniones para participar en eventos ordinarios, visitas a organismos públicos y privados, charlas para niños, jóvenes y adultos que practican alguna disciplina deportiva.

Reconoce el beisbolista que la sola presencia del ex atleta estimula la práctica deportiva y, por consecuencia alivia la consecución de beneficios gremiales que sirven para mejorar la calidad de vida, mantenerse activo y elevar la autoestima.

Todo esto es posible con la participación armónica en unión solidaria, “como lo aprendí de mi padre Eliseo Ponce, quien siempre estuvo empeñado en practicar la solidaridad humana, la empatía, la ayuda al más débil y el fomento del trabajo en equipo”, finalizó diciendo Carlos Burguillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *