Luis Ortiz, el King Kong cubano, promete callarle la boca a Deontay Wilder

***La puja entre Ortiz y Wilder, que será por el título de los pesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en poder del estadounidense, será el próximo 3 de marzo desde el Barclays Center de Brooklyn, en Nueva York

Por Luis Rangel

Prensa DLA/Jabeando/19-02-2018.- Luis Ortiz no es un hombre de muchas palabras, quizás por eso no le ha caído muy bien todo lo que ha dicho su próximo rival, Deontay Wilder, quien ha criticado al cubano y lo ha acusado de doparse, entre otras cosas.

“Toda esa habladera lo que me da es risa”, dijo el pugilista conocido también como el «King Kong» en declaraciones para la cadena Showtime, que precisamente transmitirá la refriega el próximo 3 de marzo desde el Barclays Center de Brooklyn, en Nueva York. “Es puro ruido. Está diciendo que me va a matar, que me va a noquear. Quiero ver cómo lo va a hacer. No soy como uno de esos tipos con los que ha peleado. Yo soy un verdadero boxeador, duro y con mucha experiencia. He peleado desde que tenía 10 años”.

La puja entre Ortiz y Wilder, que será por el título de los pesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en poder del estadounidense, se iba a producir a finales del año pasado, pero el antillano dio positivo a una prueba antidopaje. Posteriormente, y tras recibir una multa, el CMB determinó que podía volver al cuadrilátero.

“Era una medicina que estaba tomando en los dos últimos años y mi error fue no declararlo durante el papeleo. Nunca pensé que una medicina preescrita me iba a dar muchos problemas. La estaba tomando por una cuestión de presión alta, pero aparentemente también se usa para ocultar el uso de otras cosas”, explicó el veterano. “Estoy limpio”.

PELEA CLAVE

Aunque Ortiz calificó la refriega como “otro día más de trabajo”, el resultado será decisivo para su carrera. A sus 38 años, no puede darse el lujo de una derrota, que lo pudiera descarrilar para el sueño que siempre ha atesorado, convertirse en el primer peso pesado cubano en lograr el título mundial.

“Todas las peleas en mi carrera han sido importantes”, expresó. “La clave para mí ha sido siempre evitar pensar que será de vida o muerte. Esta pelea es relevante para mí porque tengo que ganar. Y voy a hacerlo. Al ganar todo los demás saldrá como lo planeado. Voy a obtener el título y ayudar a mi familia”.

Ortiz es uno de los pugilistas más temidos entre su división. Poseedor de una gran pegada, el “King Kong” ha ganado las 28 peleas que ha realizado, 24 de ellas por la vía del nocaut. Entre los oponentes que no soportaron su pegada, se encuentra Bryant Jennings, quien en ese momento era considerado uno de los mejores de la división.

Wilder, conocido como el “Bombardero de Bronce”, ha demolido a todos sus rivales y exhibe un impresionante récord de 39-0, con 38 nocáuts. En su última salida al ring, en noviembre de 2017, acabó con Bermane Stiverne, a quien había vencido dos años atrás aunque por la vía de las tarjetas.

“Tengo muchas ganas de volver al Barclays Center para defender mi título por séptima vez”, aseveró Wilder. “Luis Ortiz es uno de los más duros en la división y se supone que es al que todo el mundo le tiene miedo. Pero nunca me han dado miedo esos tipos y a todos los oponentes que he enfrentado los he noqueado. Y tengo intención de seguir manteniendo esa racha. Todo el que se pare delante de mí va a ser derribado. Le toca a Luis Ortiz”.

PRONÓSTICO RESERVADO

Lou DiBella, presidente de DiBella Promotions, entidad que lleva la carrera de Wilder, aseveró que su pupilo se encuentra en condiciones para extender sin problemas su racha de nocáuts y de defensas exitosas del título.

“Esta pelea se va a producir porque Deontay quiere silenciar a sus críticos al aceptar la pelea contra el hombre más complicado de la división”, expresó. “Deontay tiene una cuenta pendiente con Ortiz y va a resolverla el 3 de marzo”.

Sin embargo, más allá de las esquinas, el mundo del boxeo prefiere no adelantar un pronóstico de lo que pudiera suceder en Brooklyn. Lo que sí parece claro es que todo el mundo concuerda en que hay demasiado poder involucrado como para que la refriega se extienda a los 12 rounds.

“Esto será poder contra poder”, consideró Tom Brown, presidente de TGB Promotions. “A todo el mundo le gustan los nocauts, y eso es algo en lo que ambos se especializan”.

PARA ORTIZ, NO OBSTANTE, SÓLO HAY ESPACIO PARA UN RESULTADO.

“Estoy hambriento”, manifestó. “Espero que me esté tomando en serio porque va a caerse a la lona antes de que se dé cuenta. Le voy a mostrar al mundo quién es el King Kong”.

 

2 comentarios sobre «Luis Ortiz, el King Kong cubano, promete callarle la boca a Deontay Wilder»

  1. este comentario anterior era para la nota sobre armando mono mendoza.
    por otra parte, al cubano king kong, le deseo mucha suerte porque talento ya tiene de sobra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *