Rafael Dudamel: “El balance para nosotros siempre será positivo”

** El estratega se sintió satisfecho con los resultados finales del módulo 10 y 11

San Cristóbal/Prensa Vinotinto/Jabeando/Deportivas/24-02-2018.- La selección nacional sub-20 terminó el módulo 11 de preparación para lo que será el Sudamericano de categoría y sacó un resultado positivo en par de amistosos disputados en esta semana ante Colombia, triunfando en ambas ocasiones, tanto en suelo colombiano como en casa.

El seleccionar nacional, Rafael Dudamel, hizo un balance del partido, indicando que la Vinotinto fue de menos a más durante el primer tiempo, sin embargo alcanzó a reaccionar luego de que su rival se adelantara en el marcador. “Fue un partido en el que intentamos darle a varios de los jugadores que no actuaron en Cúcuta, en el primer partido contra Colombia, los minutos desde el inicio para seguir desarrollando esa competencia interna. Todos tienen una gran condición, pero sin duda alguna que el nivel de competencia ante otras selecciones nos permite evaluar cómo vamos evolucionando. Al principio nos costó mucho. Esta Colombia es bastante dinámica y fuerte. Fueron pasando los minutos y nos emparejamos poco a poco, pero tuvimos que sufrir varios errores para reaccionar y meternos en el juego. Siempre hemos sabido que no podemos darnos el lujo de equivocarnos en defensa o de recibir un gol para poder reaccionar, porque no siempre se puede remontar el partido”.

Destacó además, que en los dos compromisos, el equipo pudo salir adelante con par de hombres menos, lo que habla muy bien de las condiciones físicas, tácticas y psicológicas de los jugadores. “Lo importante fue que al final lo empatamos y nuevamente nos tocó jugar en la adversidad con dos hombres menos. La respuesta táctica y física fue bastante positiva. En los penales, luego de haber tenido un regular partido, terminamos fortalecidos porque te deja esa sensación de triunfo que siempre es bien recibida”, comentó.

Dudamel resalta como positivo cada cotejo amistoso internacional porque va sumándole experiencias al grupo. Por ello, continuarán los módulos buscando seguir viendo el nivel de los jugadores, acoplándolos como grupo y sacando lo mejor de cada uno. “El balance para nosotros siempre será positivo. Más allá de ganar o perder un partido amistoso internacional. En esta etapa que estamos de preparación, para nosotros el tener a los jugadores una semana o quince días, es súper valioso porque sabemos cómo se encuentran, en el momento en el que están. Nosotros los seguimos semana a semana, en cada jornada del fútbol venezolano, pero nunca es igual a cuando los tenemos en nuestras manos y podemos trabajar bajo la identidad del juego Vinotinto. Es muy diferente y las emociones son muy distintas. Cada semana que nosotros podamos sumar de trabajo, va a ser de pasos hacia adelante, de crecimiento. De seguir creando el vínculo afectivo y futbolístico dentro de la selección”.

PENSANDO EN NUEVOS RETOS

Próximamente la Vinotinto sub-20 disputará un Cuadrangular amistoso internacional en tierras paraguayas y ya el cuerpo técnico piensa en esto, buscando la forma de armar un grupo mixto y competitivo para hacer el mejor papel posible, incluyendo jugadores de talla internacional y otros que resultaron subcampeones del mundo en el pasado año, pero que no han tenido continuidad con la absoluta. “Ahorita hemos terminado con este módulo de trabajo número 11 y ya estamos, después de sacar las mejores reflexiones de estos dos partidos y quince días de trabajo, preparando la lista para ir a Paraguay en fecha FIFA a partir del 19 de marzo a jugar un cuadrangular internacional de categoría sub-21. En ese cuadrangular llevaremos una gran base de la generación sub-20, reforzada con jugadores subcampeones del mundo. Allí tenemos la idea de poder sumar a jugadores que en la absoluta no han podido tener mucho espacio pero que siguen contando con nosotros”, expresó.

Sobre estos jugadores de carácter internacional cuyo permiso es necesario para poder disputar el torneo, el estratega comentó: “Hemos hecho varias diligencias para obtener el permiso de ellos, pero no con todos ha sido positivo. Si hemos tenido el visto bueno del Barcelona para sumar a Alejandro Marqués, del Juvenil A. También hacemos la diligencia para sumar a Ronaldo Lucena, quien sería uno de los refuerzos. Nos han negado en par de ocasiones a Samuel Sosa. Se acortan los tiempos para pasar la lista definitiva pero llevaremos un equipo con miras al Suramericano, jugando una categoría superior, pero estoy seguro que no vamos a desentonar”.

Por otra parte, en cuanto al esquema de juego, Rafael Dudamel no dudó en darle el visto bueno al plantel, sobre todo a la zaga, donde rotó entre ambos cotejos para darle minutos a todos los convocados y así tener la alterabilidad necesaria dentro de un plantel. “La parte defensiva se ha mostrado bien. En Cúcuta tuvo un buen funcionamiento y rendimiento. Hoy no arrancamos los primeros 25 minutos, acorde a lo que hicimos en Colombia. Cambiamos. Diego Luna con Christian Makoun. Tenían días sin trabajar juntos. Makoun venía jugando de volante de primera línea. Luna no ve muchos minutos en su club, aunque jugaron juntos en el Sudamericano sub-17, pero sabemos la capacidad que tienen para seguir potenciando y alcanzando el mejor nivel. No porque no jueguen mucho en sus equipos los vamos a dejar de convocar, sino todo lo contrario, es cuando más trabajo necesitan”.

No obstante, aclaró que el trabajo durante la semana no se enfocó en darle prioridad a una zona u otra, sino más bien se hizo hincapié en la tenencia de la pelota, buscando el control del partido y hacerle daño al rival por esa vía. “Nosotros no nos enfocamos en darle más trabajo a una zona que a otra. Miramos los partidos, sacamos conclusiones y vemos que zona está mejor, pero seguimos dándole trabajo a la zona defensiva y ofensiva, haciendo énfasis en poder seguir disfrutando de la tenencia de la pelota. Que el jugador pueda hacerle más daño al rival desde la posesión, no ser tan verticales. No es fácil controlar el ímpetu de estos muchachos que quieren ir siempre hacia adelante, pero es el trabajo del día a día y con el tiempo lo vamos a lograr”, indicó.

Para conseguir resultados importantes y buscar la generación que clasifique a Venezuela al próximo mundial de categoría mayor, es necesario seguir trabajando más de lo que se ha estado haciendo en estos últimos siete meses, donde también se ha ayudado al desarrollo de futbolistas a nivel internacional. “Nosotros desde que hemos dirigido la selección sub-17 y el anterior ciclo sub-20, nos hemos caracterizado por comenzar a trabajar temprano. Es la única manera en la que podemos acercarnos al triunfo y la posibilidad de clasificar a la cita mundialista. Siempre nos decimos lo mismo, por qué si Uruguay o Argentina lo hacen y son los llamados a clasificar, cómo no lo vamos a hacer nosotros que tenemos más necesidad de desarrollar futbolistas y de potenciarles en todas sus facetas. Que Colombia no haya comenzado a trabajar con antelación nos parece extraño pero es totalmente respetable. Lo importante para ellos es sacarle el mayor provecho de este año que queda por delante y nosotros que ya tenemos siete meses trabajando, seguir nuestro camino”.

Para fortalecer el crecimiento, es necesario buscar más amistosos internacionales que terminen de afinar los detalles previos a lo que será el Sudamericano en 2019. “Jugar contra Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú. Nos sirve mucho. Ya enfrentamientos a Colombia, Bolivia y Ecuador en los Bolivarianos entonces te vas haciendo una idea de la calidad y nombres que te vas a encontrar en el Sudamericano. Aunque es muy variable. Falta mucho para el torneo y lo que pueden crecer los muchachos tiene un margen bastante grande”, expresó Dudamel.

Finalmente, más allá de esa meta colectiva para este 2018, el cuerpo técnico tiene una meta individual, buscando fortalecer a cada jugar tanto física como mentalmente. “A nosotros lo que más nos interesa ahorita es que el jugador se dé cuenta que con lo que hacen en el torneo local no es suficiente para la competencia internacional, porque en esta categoría se corre y se mete mucho más y se puede jugar mucho menos. La intensidad es muy diferente y superior. Esto para nosotros es muy positivo. Ganamos mucho en el trabajo y hay que seguir jugando la mayor cantidad de partidos internacionales posibles”, cerró el estratega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *