Rafael Dudamel: “Alcanzar medalla en ODESUR significaría una motivación para el Sudamericano”

** El Seleccionador Nacional analizó la actualidad de la Vinotinto sub-20 y los próximos retos a enfrentar en el certamen de Bolivia

Prensa Vinotinto/Jabeando/Deportivas/24-05-2018.- Una vez concluido el Módulo 16 entre Mérida y Caracas, la Vinotinto sub-20 cambia el foco y piensa en lo que serán los Juegos Suramericanos (ODESUR), los cuales se desarrollarán en Cochabamba, Bolivia, a partir del lunes 28 de mayo.

A nueve meses de haber iniciado el proceso de preparación para el Sudamericano de Chile, el estratega de la Selección Nacional, Rafael Dudamel, realiza un balance tanto del trabajo como de los jugadores que hasta ahora han estado presentes en el nuevo ciclo. «Nosotros hemos rodado en esta preparación de la nueva generación sub-20, dos semestres, y hemos llegado a un punto bastante importante para nosotros, donde ya se van filtrando y definiendo muchos nombres, unos por muy buena evolución y otros que naturalmente entran en una etapa en la que no avanzan y seguimos insistiendo en la observación de todo el trabajo que van haciendo en sus equipos, en los minutos que van jugando”, comentó.

Tanto los Juegos Bolivarianos en noviembre de 2017 como el Cuadrangular Internacional disputado en Paraguay en marzo del presente año, han ayudado a la evolución del equipo, que ahora tendrá dos retos más para seguir afinando detalles para el reto mayor. “Por supuesto que estas competencias que ahorita a mitad de año vamos a tener – antes y después de Rusia, primeramente los juegos de ODESUR en Cochabamba para los que nos hemos preparado muy bien en Mérida y luego los Centroamericanos en Barranquilla – van a ser para nosotros fundamentales para todo lo que viene en 2019, llámese Sudamericano sub-20 o Eliminatorias. Nuestra idea más firme es seguir ampliando y potenciando una siguiente generación que nos permita en el tiempo poder tener muy buenos recambios», aseguró Dudamel.

Aunque la generación anterior comenzó a dar frutos en lo que a categorías inferiores se refiere, aún resta camino por recorrer, no obstante, el estratega confía plenamente en el trabajo que se realiza con cada uno de los procesos formativos y aspira a conseguir grandes alegrías muy pronto.

«Es un camino largo que hay que transitar con mucho tacto pero que se hace muy placentero el poder recorrerlo con tanto talento que se esfuerza diariamente, que siempre tiene una disposición, alegría, una sonrisa y muestran el orgullo de representar a la selección. En los más jóvenes nosotros nos fortalecemos porque es en ellos que encontramos esa ilusión que se siente el primer día y que ellos te contagian para estar siempre activos, vigentes, actualizados. Estos jóvenes sub-20, al igual que los sub-15 del profesor Piedrahita y los sub-17 del profesor José Hernández, van mostrando que este movimiento de selecciones que hemos tenido en los últimos años nos van a dar muchas alegrías», añadió.

UN TERMÓMETRO

Para el Seleccionador Nacional, este nuevo reto será clave para empezar a medir los resultados de casi un año de preparación en la categoría y también para conocer la actualidad del trabajo que vienen haciendo las demás selecciones, mismas que volverá a enfrentar dentro de unos meses en el Sudamericano. «Es una etapa que va a ser de muy buenas conclusiones. Va a ser un mini Sudamericano y de ahí vamos a empezar a tener un termómetro, no solamente para el rendimiento de nuestra selección, la competencia interna nuestra, sino también mirar desde ya a los rivales. Ya los empezamos a conocer desde los Bolivarianos en el segundo semestre del 2017. En estos juegos de ODESUR, un sesenta o setenta por ciento de lo que va a ser el Sudamericano lo vamos a tener plasmado ahí», indicó Dudamel.

Finalmente, no sólo se plantea un proceso de observación y de medición, sino que el grupo también llega con aspiraciones de avanzar de fase y poder conseguir alguna medalla en el certamen de Bolivia y de esta forma seguir motivando a los jugadores hacia el rumbo que se quiere. «Significaría para nosotros el mostrarnos que vamos por muy buen camino. Alcanzar medalla en los Juegos de ODESUR, significaría para nosotros la motivación y el entusiasmo para el Sudamericano sub-20 rumbo a Polonia. Al final es parte de la preparación en la que siempre buscamos sacar conclusiones positivas, detectando cuanto más podemos potenciar a nuestros muchachos, a nuestra selección sub-20. Se trata de aprovechar de cada etapa cada competición para seguir elevándolos como profesionales», cerró.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *