“Maraco”, un aficionado de tronío en el Nuevo Circo

Por José Enrique Cuevas

Caracas/Jabeando/30-01-2019.- Con el amigo José Benítez conversamos en nuestra mesa periodística, durante la jornada de boxeo profesional efectuado el pasado 26 de enero en el Centro Comercial Los Molinos de San Martín, parroquia San Juan.

José Benítez, o “Maraco” para sus amigos de la parroquia La Vega, es un conocedor del mundo del boxeo, también del toreo, tal como nos lo expresó: “Fui boxeador aficionado mientras prestaba el servicio militar. Estamos hablando de año 55 o 56. Allí conocí a mis colegas Antonio Arraiz y sus otros hermanos. Soy buen amigo de Reyes Arraiz y José Ibarra, entre otros”.

Maraco” nos relata que vio la pelea de Carlos “Morocho” Hernández cuando derrotó a Eddy Perkins para conquistar la corona mundial del peso welter junior de la AMB, el 18 de enero de 1965.

Yo estaba ligado al mundo del toreo. Era entonces picador de toros. Y claro, el Nuevo Circo era también una gran plaza para el boxeo. Creo que ´Morocho´ ganó. Siempre fue el que llevó la ofensiva, ante un Pekins siempre enredador, marruñero y peligroso. Pero al final salió “Morocho” campeón, el primero de Venezuela”, recordó como si fuera hoy el amigo “Maraco”.

Nuestro entrevistado, a provechó para aclarar, que él, como boxeador, tuvo muchos amigo policías y aprovechó para desmentir una leyenda negra que se comentaba sobre “Morocho”: “Se decía que “Morocho” estaba ligado a los cuerpo policiales de Marcos Pérez Jiménez, y que el amedrentaba con su pegada a las personas. Eso es falso. ´Morocho´ era solo una figura pública, un deportista honesto, cabal. Jamás se prestó para esa clase de felonía”.

Además en ese época, finales de los cincuenta, “Morocho” era todavía amateur: “La única vinculación al perejimenismo estaba porque se le apodaba como Kid Helicoide, una obra de construcción edificada por el ese gobierno y que todavía está en pie. La construcción, por su puesto. Pero “Morocho” no tenía necesidad y jamás estuvo ligado a ningún cuerpo policial represivo”, reafirmó “Maraco”, aún indignado.

De la trayectoria de “Maraco” en el boxeo aficionado recordó que fue campeón y subcampeón en los Juegos Inter Fuerzas Armadas. “Yo era un peso ligero, pero jamás fui profesional, pues cuando iba a debutar la cartelera fue mudada al interior del país y no pude pelear”.

Dijo también que ayudó a muchas figuras como sparring, entre ellos a un cubano conocido como Tigre Blanco quien luego falleció en una pelea contra el campeón Últimino Ramos.

Siempre me gustó el boxeo. Vi grandes figuras como Freddy “Cochocho” Rengifo, Los Gómez, Pedro y Antonio. A Emiliano Marrón, José Luis Vallejo, Vicente Rivas. Tremendos boxeadores. Conocedores del arte de pegar y no dejarse pegar, pero con estilo, elegancia”.

Maraco” recordó con nostalgia esos grandes pugilistas y las batallas que dieron en el Nuevo Circo de Caracas y el Palacio de Los Deportes, escenario , este último, ya desaparecido y estaba cerca del ahora Centro Comercial Los Molinos.

Era un boxeo muy distinto al de ahora. Aquellos gladiadores le devolvían el pago, el costo de las entradas, a los aficionados con grandes demostraciones de valentía, condiciones físicas y talento sobre el ring. Característica que ahora no lo vemos, o poco lo vemos, en el boxeo nacional, e incluso internacional. Ya ese tipo de boxeadores no existen”, concluyó el popular “Maraco,” quien a provechó para mandar un saludo a sus vecinos del sector Bajo Bucare de La Vega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *