Armenia se prepara para convertirse en semillero de campeones

Prensa/CMB/Jabeando/21-02-2019.- Sin duda alguna el boxeo es un deporte que desde siempre ha tenido seguidores sin importar la latitud. Una disciplina que se ha extendido a todos los rincones del mundo y que rápidamente gana más seguidores.

Prueba de ellos es que lo que sucedió en pasados días en Armenia, país que comienza a respirar boxeo y que promete convertirse en semillero de campeones, tal como se platicó en una conferencia de prensa celebrada en la capital de Armenia, Ereván, donde el tema principal fue el anuncio del torneo CMB Armenia, que tiene como objetivo unir a todos los boxeadores armenios y darles ventana internacional, así como promover el boxeo profesional en el país.

Refrendando este compromiso, el promotor Aram Davtya, de Punch Boxing Promotions entregó un buen número de guantes y sacos de boxeo a la escuela Gyumri, donde actualmente se entrenan alrededor de 80 jóvenes que sueñan en algún dúa convertirse en campeones del mundo bajo la estricta supervisión del ex entrenador de Nikolai Valuev y  Manvel Gabrielyan, quienes son los encargados de enseñar a los alumnos.

Un momento único que marca el inicio de una nueva era para el boxeo armenio, pues no sólo se equipó el gimnasio sino también se dio una platica por parte del campeón plata internacional CMB   Narek Abgaryan quien exhortó a los muchachos a seguir sus sueños a no rendirse y sobre todo a trabajar con disciplina y pasión.

Aram Avagyan, así como los campeones que se graduaron de la escuela de boxeo Gyumri, también contagiaron de entusiasmo a todos los presentes.

 Cabe destacar que la ciudad de Gyumri despareció casi en su totalidad, pues el 7 de diciembre de 1988, a las 11 horas 41 minutos se registró una de las mayores catástrofes del siglo XX, en menos de un minuto, un terremoto de magnitud 7 casi acaba con la ciudad. Sin embargo, y a pesar de las difíciles condiciones la gente no se rindió y hoy en día Gyumri es uno de los destinos turísticos más importantes de aquella latitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *