El día que Alfredo Marcano madrugó a Hiroshi Kobayashi

Video: cortesía Youtube

Por José Cuevas

Caracas/Jabeando/28-07-2019.- El cumanés Alfredo Marcano, prácticamente sostenido por las cuerdas, lanzó un agónico upper cut de derecha que estalla en el mentón del japonés Hiroshi Kobayashi quien se desploma ante los desorbitados ojos oblicuos de sus compatriotas, apretujados en el minúsculo gimnasio de la Prefectura de Aomori, Japón, cuando concluía el noveno round y cuyo gong salvador extendió el suplicio del hasta entonces monarca ligero junior de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB)

Para el décimo asalto, debido a la emoción y dramatismo del combate, que dominaba en las tarjetas el monarca Kobayashi, por un punto (Pese a la caída del tramo anterior, pero en cuyo trayecto el referí Yosaku Yoshida le había dado conteo de protección al criollo), la temperatura pasaba fácil de los 40 grados Fahrenheit, oímos primero, y días después vimos el video por televisión, como Marcano salió a rematar la faena.

En tres ocasiones más hizo visitar la lona al destruido Kobayashi, quien se fue al tapiz más por agotamiento que por lo certero o potencia en los guantes de Alfredo.

Así el oriental, de Venezuela, fue declarado nuevo monarca del peso ligero (130 libras) al minuto con 25 segundos del décimo capítulo.

Este 29 de julio se cumplirán 43 años de esa hazaña para el boxeo nacional, donde el humilde cumanés hizo madrugar a los aficionados venezolanos (La pelea fue trasmitida vía radial a las 6:30 de la mañana) y “madrugó” también a Kobayashi, dándole a Venezuela el segundo título mundial del año 1971, para continuar la epidemia campeonil que comenzó en febrero de ese año Vicente Paúl Rondón, en semi completo, y continuaría en septiembre el peso pluma Antonio Gómez, también cumanés y pupilo de Ely Montes, y que culminaría con el reconocimiento como titular mosca de Betulio González, después del “escándalo del frasquito”.

Alfredo Marcano fue en pos del chance titular en Japón en calidad de perdedor, pues venía de encajar una derrota frente al panameño Ernesto “Ñato” Marcel aquí en el Nuevo Circo de Caracas. Pero desde el mismo primer round mostró la decisión y las condiciones que tenía al hacer sangrar a Kobayashi por la nariz.

Con un mortificante jab, el cumanés dominó al nipón hasta el quinto round. De allí en adelante hubo un reacción importante de Kobayashi, quien a punta de valentía y poderosos ganchos logró nivelar las acciones y apabullar a Marcano, al extremo que en el noveno el referí intervino para darle conteo de ocho al venezolano.

Cuenta que para muchos aficionados y expertos en la materia en la época, favoreció a Alfredo, en vez de perjudicarlo, porque le permitió un respiro cuando estaba siendo acribillado por los bombazos del campeón.

Precisamente en ese afán por concluir la refriega, Kobayashi se lanzó cuan kamikaze y descuidó su defensa y fue pescado por el upper cut que marcaría el final de su reinado y el inicio de Alfredo Marcano.

Alfredo haría una defensa exitosa contra el coreano Kenji Iwata en Venezuela, y después perdería la faja mundial ante el filipino Ben Villaflor por decisión en Manila, el 25 de abril del año siguiente.

Aunque recibiría otra opción por el título mundial, fallida ante Bobby Chacón- contrario al orden natural de desarrollo físico, en un división menor- peso pluma. 126 libras-Alfredo no volvió a ser el mismo y colgó los guantes en el año 1975 cuando fue derrotado por nocaut por el canadiense Art Hafey. Al final dejó record de 43 triunfos, 28 por nocaut, 12 derrotas y 5 empates.

Marcano falleció en su natal Cumaná el 03 de mayo de 2009 al ser liquidado por una cirrosis hepática que le aquejaba desde hacía algún tiempo. Tenía para entonces 62 años de edad, y será recordado como uno de los grandes del boxeo nacional de todos los tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *