Voces del CIB desde el ring

Por José Cuevas

Caracas/Jabeando/02-09-2019.- El décimo octavo invitacional de boxeo profesional presentado este pasado 31 de agosto por la Confederación Internacional de Boxeo (CIB) fue de tan solo 3 encuentros, en el Centro Comercial Los Molinos, y aunque las dos primeras se resolvieron rápidamente por la vía de sueño, la estelar fue de grandes alternativas y respondió a la expectativa.

En la confrontación estelar se jugaba el invicto de los púgiles Alejandro Ortiz y Keyber Piñango, en el peso medio (69 kilos) que luego de haberse decretado el triunfo por decisión de Piñango, hubo una apelación de parte de la gente de Ortiz. Se revisaron de nuevos las boletas, encontrándose un error en una de las planillas. Al ratificarse la votación la misma fue un empate.

Aquí aplicamos la justicia al momento, tal como lo indica el artículo 49 de nuestra Constitución Nacional sobre la apelación, y en este caso posterior rectificación del fallo. Así se hizo para proteger en este caso el invicto de estos atletas que se dieron íntegros sobre el ring”, destacó el mismo presidente de la CIB, el Dr. Oscar Borges Prim al dirigirse, micrófono en mano, al grueso público que asistió a la plaza central del Centro Comercial Los Molinos.

En el caso de los gladiadores, Ortiz y Piñango hubo el consenso sobre el resultado, aunque los parciales de Ortiz, siguen creyendo que éste ganó el pleito, pues logró derribar a su rival al final del quinto asalto.

Pero en definitiva fue una pelea muy pareja y que agradó al público asistente, dejando claro el buen tino de los organizadores para denominar este pleito entre Ortiz y Piñango como la estelar de la jornada.

Además de esta excelente pelea, también se hizo el reconocimiento con el cinturón honorario de la CIB al profesor Jonathan Manzanilla, quien forma parte del personal técnico de la CIB, en calidad de juez-árbitro. Además se dio una demostración de técnica boxística del el ex boxeador profesional Edgar Román, quien agradeció el espacio concedido para reencontrarse con esta disciplina: “Gracias a la CIB, me volví a encontrar con mi público de Caracas. Aunque ahora vivo en Miranda (Los Teques) donde tengo mi taller de arte (escultura y talla). No olvido mi parroquia 23 de Enero”. Indicó feliz el también recordado “Saltimbanqui” del boxeo nacional.

EJEMPLO A SEGUIR:

El juez Jesús Figuera, muy atento al combate

Por cierto en esta velada tuvimos la oportunidad de conversar con el joven Jesús Figuera, quien se desempeña como juez para la CIB.

Contento con esta oportunidad que me dan para ejercer otro rol. Ligado a uno de los deportes que más me apasiona y quizás respondiendo a la idolatría que tengo por mi padre (También llamado Jesús Figuera), quien también fue boxeador”.

En el caso de Jesús, hizo el curso de juez dictado en la sede de la CIB y ahora lo hemos visto puntuar los combates que se realizan en el C.C Los Molinos de San Martín, donde se ha ganado la simpatía de los asistentes quienes lo ven desplazarse en su silla de rueda hacía uno de los laterales del ring a ejercer su trabajo de jurado.

Sí, agradecido a Dios, a mi padre y a la directiva de la CIB. Aquí estoy, esperando cumplir bien mi trabajo y puntuar con justicia cada pelea. Siempre aplico para mi desempeño el estar atento al trabajo de los atletas. Vigilar la justeza de los puños, fuerza, velocidad. La defensa que cada uno hace, para la final decidir quién de ellos fue el ganador”, destacó el joven Jesús Figuera para su portal Jabeando, y donde aprovechó para mandar un saludo a sus familiares y amigos de Carapita.

LOS PRELIMINARES

Leonardo Sánchez después del combate, entrevistado para Jabeando

El primer triunfador de la cartelera de la CIB Leonardo Sánchez: “Esta es mi quinta pelea en profesional y mi tercer triunfo por nocaut. Pensé que mi rival iba a ser más fuerte (Jesús González) pero pude conectarle rápido y se cayó. Yo estaba preparado para una combate más parejo”.

Sánchez además de boxeador desea hacerse maestro de cocina: “Sí estoy haciendo un curso de chef, como una carrera alternativa como atleta. Se puede pegar duro con las manos y hacer buenos platos también”, indicó con una amplia sonrisa.

Jixon Ilarraza, en amena entrevista

Mientras que otro que también definió por la vía del nocaut fue el yaracuyano Yixon Ilarraza: “En amateur hice 24 peleas. Nunca estuve en la selección nacional, pero no podía esperar más y decidí saltar al profesional. Ahora mi meta se fija en una pelea por el título nacional quizás a finales de año y para 2020 buscar un chance por una faja mundial”, indicó decidido el gladiador de la dinastía Ilarraza del estado Yaracuy, pero quien hace carrera en Caracas y entrena en el Escuela Boxeo Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *