Despedida a un señor árbitro: Ulises Rodríguez

Por José Cuevas

Caracas/Jabeando/13-09-2019.- El pasado 3 de septiembre dejó este plano terrenal, a los 83 años de edad, uno de los mejores árbitros en la historia del boxeo venezolano, Ulises Rodríguez, quien arbitró 2.500 combates en el sector aficionado nacional y 918 en el pugilismo internacional, incluidos dos juegos olímpicos. Como lo definió su colega y compadre Manuel (Manolo) Fernández: un señor árbitro.

Entre sus logros en el campo deportivo, de los cuales se sentía más orgullos, sin duda, están sus incursiones en dos juegos olímpicos, primero en los de Moscú, entonces como parte de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, en 1980, y luego en Los Ángeles-1984, Estados Unidos.

De esos eventos multidisciplinarios y de su trayectoria conversamos en el año 2015, entrevista que le hicimos en su casa de Guarenas, estado Miranda, y de la cual tomamos los pasajes más interesantes:

Me tocó el honor de ser el primer árbitro venezolano de boxeo en actuar en combates de unos Juegos Olímpicos. Precisamente en plena Guerra Fría, pues tanto Estados Unidos boicoteó los de Moscú, como los soviéticos los de Los Ángeles”, indicó entonces Ulises Rodríguez.

También rememoró con satisfacción el decano juez-árbitro de boxeo aficionado, que pudo compartir la alegría que le dieron al país los boxeadores Bernardo Piñango (peso gallo), con su medalla olímpica de plata en 1980, y las de bronce obtenidas por los criollos Omar Catarí (pluma) y Marcelino Bolívar (mosca junior) en 1984.

PASOS SOBRE EL RING

Fui, soy y seré un hombre del boxeo. Primero como atleta (36 peleas en amateur), luego entrenador (campeón con el equipo Policía Metropolitana de Caracas) y después juez-árbitro (finales en Juegos Olímpicos de Moscú-80 y Los Ángeles-84). Y con pasantía por la Federación Venezolana de Boxeo Aficionado” (que presidió), expresó Ulises.

Recuerda que a los catorce años de edad ya estaba metido en eso del boxeo allá en su natal Cumaná, estado Sucre, aunque su andar lo llevó al entonces Estado Vargas y de allí a la capital, Caracas.

Aún como atleta, aquí en el Nuevo Circo de Caracas (1958) me solicitaron que ayudara a hacer guantes a un pequeñín de estatura, extranjero. Fueron cuatro rounds. Me dieron unos dólares y me agradecieron la ayuda. Días después ese menudito defendió su faja mundial contra Ramoncito Arias (19 de abril de 1958): era un tal Pascualito Pérez”, dijo con amplia sonrisa.

DE EMPRESARIO

Como ya lo expresó, Ulises Rodríguez se consideraba un hombre ligado totalmente a su gran pasión deportiva: el boxeo, siempre en el sector amateur.

Por eso cuando se dio el chance, fue pionero, junto a un grupo de amigos, en la elaboración de artículos deportivos en el país, claro utensilios de la disciplina del boxeo.

Veníamos de una competencia en México (1984), y uno del grupo traía sobre los hombros un par de guantes marca MM, que era la competencia de fábrica para ese entonces de los Cleto Reyes. Alguien preguntó ‘¿Nosotros podríamos fabricar ese tipo de guantes en Venezuela?’ Claro contesté, los venezolanos podemos hacer de todo”.

A los meses ya habían puesto en marcha la empresa venezolana Julmo Sport: “Cuyas siglas eran las iniciales que correspondían a los nombres de hombres del pugilismo criollo: jota (J) de Juan (Rivas, entrenador de boxeo); U, de Ulises, su servidor; ele (L) de León (Hidalgo, presidente de la Federación Venezolana de Boxeo); eme (M) de Manuel (Fernández, árbitro), mi compadre; y O, de Oswaldo (Borges, ‘Papelón’, ex presidente del Instituto Nacional de Deportes)”.

El gran mérito de este grupo de personas, todas ligadas al boxeo venezolano, es que trajeron de México a los expertos en la fabricación de guantes, caretas, guanteletas, guantines, sacos, peras rápidas y otros elementos para la práctica del pugilismo; y posteriormente un grupo de trabajadores criollos aprendieron bien la elaboración de estos implementos: “Hoy, luego de más de treinta años, todavía mi compadre Fernández se mantiene activo al frente de la empresa, ayudado por su hijo Daniel”, señaló.

PANAMERICANOS DE CARACAS

Otro hito en la vida deportiva de Ulises ocurrió cuando fue escogido por el Presidente de la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (Aiba) de entonces (Ronald Hull) como maestro de juramentación: “Allí en la tarima del Estadio Olímpico de la UCV, juramenté a todos los jueces y árbitros, de todos los deportes, que iban a trabajar en esos memorables Juegos Deportivos Panamericanos de 1983, aquí en nuestra capital, Caracas”.

13 comentarios sobre «Despedida a un señor árbitro: Ulises Rodríguez»

  1. Pedro Leon VeraActivo(a) ahora
    Siempre será Recordado como uno de los mejores árbitros Glorias y leyenda de nuestro país. Que Dios lo tenga en la Gloria.

  2. Edgar Castro Soto
    Bueno profe. Ulises, siempre lo recordaré, siempre dándonos consejos, cuando yo siempre andaba peleando me decías quédate quieto carajito, te recordaré esto con la voz finita, uno se reía, así pasé por la selección de Venezuela, atento a esta gloria del boxeo y la vida esto

  3. José Gerardo
    Mi sentido pésame al gran árbitro y formador Ulises, le doy todas las gracias a él, quien me instruyó como árbitro y a muchos que formó en los cursos que dictó….

  4. Club DE Boxeo Edgar Castro
    Tremendo árbitro de Venezuela, el papá de los helado el mejor, bueno yo tuve el honor de que fuera árbitro de muchas peleas y no tenía problemas con él, siempre aconsejando, me decías cómo te estás comportando carajito y yo le decía, bien. nunca ninguno de nosotros de esa época decía grosería hacia él, siempre existía el respeto, descansa en paz maestro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *