Daruma: ¿Boleto y amuleto de la suerte del voleibol en Tokio 2020?

*** Estos muñecos son figuras con cuerpos redondos, sin brazos, ni piernas, que representan a Bodhidrama (Daruma en japonés), el fundador de la forma de budismo Zen

Prensa/COV/Jabeando/Deportivas/15-01-2020.- La algarabía y la felicidad volvieron a ser protagonistas en el entorno de uno de los deportes de conjunto más populares en Venezuela. El voleibol masculino puso el pie con firmeza en Chile y se trajo a las tierras de la bandera amarilla, azul y roja, el primer lugar del torneo preolímpico, el boleto a Tokio 2020 y un particular trofeo: un Daruma.

Y decimos particular porque detrás de su figura redonda y su expresión pintada a mano, esconde un significado más profundo de lo que podemos imaginar. Más que ser solo un trofeo de uno de los torneos más importantes del mundo del voleibol, para la selección venezolana podría simbolizar su éxito en la cita deportiva mundial que se avecina.

Para entender mejor esto, debemos explicar primero qué es un Daruma. Los muñecos Daruma son figuras con cuerpos redondos, sin brazos, ni piernas, que representan a Bodhidrama (Daruma en japonés), el fundador de la forma de budismo Zen. Según la leyenda, Daruma estuvo tantos años entregado a la meditación dentro de una cueva, que perdió los brazos y piernas por no utilizarlos.

La adaptación de la historia sirvió de inspiración para que Daruma pasara a ser un muñeco con bigote, barba y dos ojos blancos sin pupilas, que simboliza la búsqueda de una meta o gran tarea y el recordatorio de que esta se debe cumplir.

Usualmente los ojos del Daruma son los que se utilizan para dicho fin. El dueño del muñeco pinta una pupila redonda en su ojo izquierdo al momento de instituir la meta, luego de que ha logrado cumplir dicha meta, se debe pintar la pupila en el ojo derecho para indicar que esta especie de ciclo se ha cerrado de manera exitosa.

Explicado su origen, no luce descabellado que la selección criolla del voleibol podría adoptar a Daruma como su amuleto de la suerte de cara a Tokio 2020. Esta es la segunda vez que nuestro país clasifica en esta disciplina a los Juegos Olímpicos, luego de su debut en Beijing 2008, por lo que una motivación y ayuda extra no caería nada mal en su plan de destacar en la competición que cierra el ciclo olímpico.

Quedará de su parte el tomar al Daruma obtenido en el preolímpico de Chile como una señal de que cosas buenas le esperan en tierras japonesas. Mientras, les preguntamos a ustedes ¿podría ser Daruma una especie de boleto y amuleto de la suerte del voleibol en Tokio 2020?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *