Conocemos a Jessica Nery Plata la campeona interina mini mosca AMB

Por Yesica Palmetta
Foto: Zanfer Promotions

Prensa/AMB/Jabeando/15-09-2020.- Una boxeadora de agresividad y determinación, mexicana, que ha logrado coronarse campeona interina de la Asociación Mundial de Boxeo dentro de la competitiva división minimosca en el 2018. Jessica Nary Plata Noriega espera la oportunidad de unificar o bien coronarse en nueva categoría.

Comenzó en el boxeo a los 5 años cuando el papá la llevaba junto a los hermanos a ver al emblemático Marco Barrera. De hecho, su padre fue boxeador amateur y por aquellos tiempos le ayudó a hacer sparring a Barrera, al Finito López, entre otros. Durante la visita en las preparaciones de Barrera, la pequeña Jessica empezó a soñar e imaginarse sobre un ring, desplegando la técnica del Baby Faced Assassiny. Entonces fue que le pidió al señor Nery Plata que le enseñara a boxear: “Además, mi papá desde siempre nos inculcó el deporte. Si bien a él le gustaba mucho el fútbol, que también lo llegamos a practicar, me gustó más el boxeo que hasta la fecha es toda mi vida y carrera”.

Actualmente entrena como si fuese a pelear todos los días y también trabaja en el reparto de desayunos en el Mercado de Jamaica, con poco movimiento debido a la situación de pandemia; “No me gusta quedarme quieta. En mis tiempos libres me gusta leer, sobre todo la lectura relacionada con el aprendizaje, la motivación, todo aquello que te deja algo para poder tomar como guía. Disfruto mucho de la música al igual que de los paseos aunque por ahora estamos limitados”, comenta la niña del Distrito Federal de México, que ha disfrutado desde pequeña las exigencias que su padre le planteaba como entrenador tras ver las condiciones y rapidez de aprendizaje de su hija: “mi familia siempre me ha apoyado demasiado, el principal ha sido mi papá que ha estado al lado mío siempre. Mi mamá también me brinda mucho apoyo. Somos una familia muy unida y eso ha sido de gran ayuda para que llegue hasta donde estoy”.

¿Cómo es ser una mujer boxeadora?

-Es difícil ser una mujer boxeadora. Atravesamos muchas situaciones y lo que siempre decimos todas es el tema de la paga que es mucha la diferencia y continúa porque siguen diciendo que una pelea de hombres no es igual a la de mujeres. Pero no por ser mujer vamos a correr más tarde o entrenamos cuando se nos da la gana, no. Hemos demostrado incluso hasta ser más disciplinadas que los hombres y nos apegamos a las compromisos con mayor cumplimiento. Sacrificamos demasiadas cosas al igual que ellos.

¿Cuál ha sido la pelea más difícil que te tocó?

-No difícil pero sí que la sentí fuerte: fue una pelea cuando tenía 17 años cuando me tocó enfrentar a Kandy “La Rubia” Sandoval, una chava fuertísima de físico también muy recio. Cuando nos enfrentamos ella venía de pelear con Zulina “La Loba” Muñoz, ya era una mujer hecha y derecha como decimos nosotros. Frente a Muñoz, Kandy había peleado por campeonato y ambas habían caído por lo que ya traía fuertes experiencias. Así que para mí fue un gran desafío y pude sacar adelante esa pelea pese a lo fuerte que fue.

¿Qué significa el boxeo para ti?

-El boxeo en mi vida lo ha sido todo, me ha sacado de muchas situaciones. Incluso sirve como terapia ya que me ha ayudado demasiado a superar situaciones difíciles como lo ha sido el caso del fallecimiento de mi mamá, pues es algo muy fuerte. Yo creo que fue gracias al boxeo que no decaí sino todo lo contrario; le metí más ganas a entrenar y todo. El boxeo ha sido un gran aliado en mi vida y le debo demasiado.

¿Con quién te gustaría pelear?

-Estoy dispuesta a enfrentarme con la que sea, con la que me de la oportunidad. Nunca le he dado la vuelta a nadie, me he enfrentado a rivales fuertes y extranjeras. Considero que para ser de las mejores debes enfrentarte a ellas así que ese es mi objetivo: que me den las oportunidades y enfrentarme con las mejores.

Fuiste de las primeras en pelear durante la vuelta del boxeo en este periodo de pandemia ¿Cómo lo viviste?

-En mi última pelea me sentí muy bien. No me la esperaba ya que fue de un momento a otro que me hablaron y gracias a que me mantengo en constante actividad, lo cual es algo que siempre me ha caracterizado, pude presentarme sin pensarlo y aceptar la pelea. El proceso se sintió un poco raro pero son medidas del protocolo que todos debemos acatar para que se puedan llevar a cabo las veladas y resguardarnos, cuidarnos todos. Espero que se sigan cumpliendo las medidas para que nosotros los boxeadores podamos seguir trabajando.

¿Cómo es ser hija y pupila al mismo tiempo?

-Mi papá ha sido mi entrenador desde siempre y formamos un gran vínculo como equipo ya que nos llevamos muy bien. A pesar de las diferencias, discusiones que tuvimos, hemos podido sobrellevar todas las situaciones muy bien para continuar juntos. Como yo se lo he dicho a él: el día que tú no quieras subirme más o estar en mi esquina, pues será el día que cuelgue los guantes porque contigo me inicié y contigo me quiero retirar.

La joven azteca de 26 años presenta un prometedor futuro con los guantes puestos. En su país ha competido con sus pares en busca de la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio, anhelo que ha quedado truncado durante el verano del año en curso pero que no le ha puesto pausa para seguir adelante con objetivos de podio mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *