Kiki Rojas también ganó un título universitario

Por: José Cuevas
Correo: jecueva21@gmail.com

Prensa/Jabeando/30-09-2020.- Para el conversatorio de la Confederación Internacional de Boxeo (CIB) de esta semana tenemos como invitado al doble ex campeón mundial Jesús “Kiki” Rojos, excelente púgil nacido en Río Caribe, estado Sucre y que hoy 30 de septiembre se están cumpliendo 31 años de haber ganado su primero título mundial, en el peso mosca (51 kilos, 112 libras)

La refriega campeonil se realizó en un repleto y hostil, para Kiki, gimnasio “Humberto Perea” de Barranquilla, Colombia, donde los aficionados locales esperaban que su monarca Fidel “Pescador” Bassa retuviera su diadema reconocida por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB)

Pero si algo pescó Bassa en esta ocasión fueron los puños disparados por Jesús Rojas quien al final se impuso por decisión unánime como visitante.

¿Qué tal era el ambiente para para esa pelea?

– Nada agradable. Iba de retador contra un buen campeón y en su casa. Apenas en el primer round le pegué una mano y cayó, pero el árbitro (Ernesto Magaña) no contó. En el décimo lo volví a tumbar y allí si tuvo que contar… Entonces el público comenzó a lanzar cosas sobre el cuadrilátero porque su campeón estaba perdiendo. Al final los jueces hicieron su trabajo y gané por decisión (117-114, 115-114 y 115-114).

¿Pensabas que ibas a ser un campeón por mucho tiempo?

– Yo le había prometido a mi madre (Carmen Rojas) que iba a ser campeón y lo conseguí. Luego haría dos o tres defensas y al retiro para continuar mis estudios. Quería ser un profesional universitario.

Pierdes el título en tu primera defensa en Corea del Sur ¿Cómo te impactó eso en ese futuro que ya tenías planificado?

– ¡Me sentí frustrado! Si ante Bassa el jurado había cumplido. Esta vez contra el coreano (Del Sur, Yul Woo Lee) fue un desastre porque tiré cinco veces a mi rival y todavía perdí por decisión dividida (Héctor Hernández, 115-114; Patricia Morse 113-116 y Masakazu Uchida 114-116).

¿Entonces allí si pensaste en retirarte definitivamente?

– En verdad sí. Pero las autoridades de la AMB sabían que era injusto lo que me hicieron y me mantuvieron en el rankig. Luego disputé los títulos Fededlatín y recibí otras oportunidades. Pero como tenía buena estatura ya no podía mantenerme en el peso mosca y subía a las 115 libras. Le gané el cinturón Fedebol a David Grimán… quedé listo para buscar la faja de los súper mosca.

Disculpa antes de pelear en súper mosca empaté en mosca con el campeón Leopard (Tamakuna) También creo que fuí perjudicado porque para ganar en Japón hay que noquear. Ya en las 115 libras pierdo el primer chance ante Ykthai Sithoar… Hasta que me titulo contra el entonces campeón Iida (Satoshi, 23 de diciembre 1998)

Ya no sería otra vez campeón en boxeo, pero te enfocaste en otro título. ¿Cuéntanos?

– Las otras dos oportunidades titulares que recibí caí ante Kobayashi (Celes, 01 septiembre de 2001) y Erick Morel (20 de marzo del 2004, por títulos de la OMB y la NABO. A partir de allí me concentro en buscar un título universitario el cual consigo después de cinco años en el Pedagógico de Caracas. Ahora soy Licenciado en Educación Física…Este título si no me lo quita nadie…ya no hay decisión localista que me despoje de él.

Así es campeón. Eres un ejemplo para la juventud venezolana…Y tuviste en récord llamativo de 120 peleas en aficionado y 36 victorias en el profesional. Dos títulos mundiales. Y algo resaltante jamás te noquearon.

– Bueno ahí están los números. Ahora me dedico a entrenar a jóvenes del boxeo amateur y algunos profesionales. ¡Además, tengo una Fundación que lleva mi nombre y la cual ayuda a aquellos muchachos que desean ser figuras en el deporte o continuar una carrera universitaria!

Ya estamos cerrando este conversatorio. Así que te damos el espacio para enviarle un mensaje a los fanáticos del boxeo en Venezuela y más allá de sus fronteras, donde tantos vieron tu calidad sobre el ring.

– A los jóvenes que estudien y hagan deportes. Las dos cosas, con mucha dedicación, se puede llevar a feliz término. A las autoridades del boxeo y del estado que ayuden a los niños, que serán los futuros campeones.

¿Alguna anécdota para quienes nos leen?

-La más reciente fue la batalla de esquinas que tuve con mi amigo Rafael “Pantoño” Oronó. Ambos enfrentamos a nuestros pupilos en una cartelera montada por la CIB en San Martín.

¿Quién ganó?

– Oronó… Bueno el pupilo de él… Pero seguro que hay revancha como entrenadores, tanto Oronó como yo nos mantenemos entrenando jóvenes prospectos del boxeo. Así que habrá otras guerras de esquinas… Pero todo bien. Somos muy buenos amigos.

¡Bien…Campeón gracias en nombre del pueblo de Venezuela…y a ustedes aficionados que nos leen…será hasta el próximo Conversatorio CIB…! ¡Chau!

Un comentario sobre «Kiki Rojas también ganó un título universitario»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *