Cara a cara: Loma v López (Video)

Por Jairo Cuba/Editor de Boxeo Plus

Prensa/Jabeando/16-10-2020.- Estamos a escasas horas para que suene el campanazo del gran combate en tiempo de pandemia. Finalmente llega el gran momento de la pelea unificatoria del peso ligero.

En juego “Todo o Nada” y las fajas del Consejo Mundial (Franquicia), Federación Internacional, Organización Mundial y Asociación Mundial de Boxeo.

Las Vegas será el escenario para que se vean las caras el ucraniano Vasyl Lomachenko y el norteamericano de raíces hondureñas Teófimo López.

Son muchos los contrastes de este combate denominado con certeza como “Todo o Nada” porque el ganador ciertamente se queda con todo.

Analizaremos detalle por detalle este combate para que nuestros lectores saquen sus propias conclusiones.

He aquí nuestro Cara a Cara: Loma vs López. Empezaremos con Lomachenko.

3 TÍTULOS EN 15 PELEAS

El púgil ucraniano ha sido uno de los grandes actores del deporte durante los último tres años. Su incursión en el boxeo profesional fue todo un suceso luego de una gran campaña amateur donde obtuvo dos medallas olímpicas y solamente fue derrotado una vez en 399 peleas.

Han sido pocos los púgiles, que en su segundo combate en el profesional han peleado por una corona mundial. Debutó venciendo al experimentado José Luis Ramírez y luego fue al encuentro con el fogoso Orlando Salido quien le infringió su única derrota en el profesional venciéndolo por decisión en un combate donde el mexicano no hizo el peso y utilizó esa ventaja para enredarle las cosas al doble excampeón olímpico.

De allí en adelante Loma confirmó el palmarés del que venía precedido y en su siguiente combate venció por decisión mayoritaria a Gary Russell Jr., para hacerse del título mundial pluma de la Organización Mundial de Boxeo, el cual defendió tres veces hasta que escaló la división superpluma noqueando al puertorriqueño Román Martínez. En las 130 libras hizo cuatro defensas humillando a sus rivales quienes ante la imposibilidad de descifrarlo optaron por renunciar como fue el caso de Nicholas Walters y Guillermo Rigondeaux. Allí surgió la famosa frase: “No Más Chenko”.

En su afán de conquistar una tercera corona en categorías diferentes le toca enfrentar a Jorge Linares, entonces campeón ligero de la Asociación Mundial de Boxeo, quien le dio la bienvenida en la división enviándolo a la lona, surgiendo una de las grandes virtudes de su boxeo: Hacer los ajustes necesarios para noquear al venezolano en el round 10.

En las 135 libras las cosas son distintas para el ucraniano, pero su calidad y capacidad de nuevo sobresalen. Después de Linares vinieron José “Sniper” Pedraza, un excampeón mundial a quien venció por decisión. Luego destruyó a Anthony Crolla y su último combate fue muy exigente ante el también campeón olímpico Luke Campbell, un zurdo nada fácil.

Con una trayectoria de 15 peleas realizadas, 14 victorias, 10 nocauts y una sola derrota, Lomachenko exhibe un récord espléndido con tres fajas mundiales. Todo esto hace que muchos lo consideren, como el caso de ESPN Deportes y quien esto escribe, como el mejor libra por libra de la actualidad por encima de Tyson Fury, Terence Crawford, Naoya Inoue y Canelo Álvarez.

A los 32 años de edad, da la impresión de que el ucraniano, a quien apodan “High Tech” está en su mejor momento.

LA FUERZA DE TEÓFIMO LÓPEZ

El norteamericano de padres hondureños Teófimo López, a pesar de su juventud y de sus pocas peleas también consolidó un espacio importante en el boxeo actual. Representó a Honduras en los Juegos Olímpicos y de inmediato la empresa Top Rank, especialista en cazar talento lo firmó bajo una gran expectativa que ha sabido corresponder.

Con un fogoso estilo y su característico “salto de la muerte” cada vez que gana un combate, Teófimo ha demostrado que tiene mucho poder y, al igual que su rival logró escalar la cima en muy pocas peleas, conquistando en su pelea 14 el cinturón de las 135 libras versión Federación Internacional de Boxeo ante Richard Coomey a quien vapuleó en solo 2 asaltos.

En la previa fue despachando a 13 de sus 15 rivales por nocaut, entre ellos a Edis Tatil, Diego Magdaleno, William Silva, Mason Menard y Vitor Jones, todos ellos de aceptable récord, sin embargo, no pudo noquear al entonces invicto japonés Masayoshi Nakatani quien le duró las doce vueltas.

Si hacemos la primera comparación entre las dos facetas del tránsito de ambos entre el boxeo olímpico y el profesional, la ventaja es obvia a favor del ucraniano, estableciendo, empero, como diferencia importante la edad. Ya Loma es un peleador de 32 años y Teófimo tiene solo 23. Esto traducido en experiencia es significativo y más ante un púgil entero como el monarca de la AMB, pero tampoco debe desestimarse el ímpetu de un joven empezando la segunda década de vida.

HABILIDADES, EXPERIENCIAS Y ESTILOS

Ambos representan escuelas totalmente distintas. Lomachenko es uno de los púgiles más técnicos del boxeo. Tiene varias habilidades que lo han hecho un púgil integralmente completo. Tiene un manejo impecable de la distancia. Falla muy pocos golpes y tiene habilidad para pasar golpes, especialmente en la media y corta distancia. Su variedad de ataque es consistente y allí se destaca especialmente su velocidad.

Otra de sus grandes herramientas son sus ágiles movimientos de cuerpo y piernas que combina perfectamente cuando pasa golpes y contragolpea. Si esta acción no le da resultados -cosa poco común-, hace ajustes en el momento oportuno.

Teófimo también ha demostrado técnica y destreza, aunque no al nivel del ucraniano. Aún le falta oficio en el ring. Es muy rápido en sus ataques, lanza combinaciones y su característica fundamental son los golpes largos. Su alcance y estatura le dan esa facilidad y su trabajo en la media distancia quedará a prueba ahora ante las habilidades defensivas y el contragolpe de su rival. El monarca de la FIB está acostumbrado a pegar y cobrar, pero es toda una incógnita si esa misma habilidad la puede manejar cuando lo contragolpeen. Otro detalle a considerar es que Loma es zurdo y esa condición en la mayoría de los casos incomoda a los derechos si no tienen una estrategia bien definida de como caminar, al contrario. Importante tomar en cuenta que el campeón FIB también hace buen uso del contragolpe, pero en este combate lo más probable es que sea él quien lleve la ofensiva aprovechando su alcance y estatura, pero nada es predecible en una pelea de este nivel.

Se trata, como dijimos, de dos estilos contrapuestos que por sus características nos garantizan un combate de mucha acción, muy distante de aquella cuestionada pelea que hicieron Mayweather y Pacquiao.

En habilidades, experiencia y estilo: Ventaja para Loma.

ESTATURA, VELOCIDAD Y PEGADA

Lomancheko es un púgil pequeño para la división. Tiene contextura de peso pluma y a lo sumo superpluma, pero esa desventaja física la maneja muy bien acortando la distancia y forzando la pelea en la zona media. Inferimos que frente a López, un rival de estatura y brazos más largos y con fuerte pegada, buscará cortar el ring para entrar en la distancia que le conviene, pasando y pegando.

Loma no es un pegador de un solo golpe, especialmente en las 135 libras para va ablandando a sus rivales con sus combinaciones a los planos medios.

Loma v LópezTeófimo, a diferencia del rival, tiene contextura de superligero. Eso es una ventaja importante porque supone que subirá muy fuerte la noche de la pelea, pero como campeón de la FIB debe observar la norma del organismo que no permite que se extralimite en peso el día de la pelea, con todo y esa restricción subirá más fuerte al ring.

Su ventaja en estatura y alcance le proporcionan la posibilidad de mantener a raya a Loma si maneja con certeza y propiedad su jab, ese es un elemento clave para imponer la distancia que le conviene, y se sobreentiende que esta será una de sus herramientas principales. López no un un jabeador natural porque su fuerza ha estado por encima de todo, pero en este combate las cosas son distintas y se infiere que estos ajustes fueron trabajados en el gimnasio.

Un jab duro, certero y con distancia, sin duda, sacará a Lomachenko de su zona de confort.

López a diferencia de Loma tiene una pegada anestesiante. Su poder es su principal carta de presentación. Ambos son veloces, pero prevalece la pegada.

En estatura, velocidad y pegada: Ventaja para López.

EXPERIENCIA Y CALIDAD DE RIVALES

Lomachenko al igual que López tiene pocas peleas en el profesional, pero hizo 399 en amateur y solo perdió una. El ganó dos medallas de oro olímpicas, a diferencia de su rival que se quedó en el camino en su primera pelea en Rio en el 2016.

Comparativamente hablando el ucraniano ha enfrentado a rivales más exigentes y de mayor jerarquía que el hondureño. Ese es un detalle importante para esta pelea porque el nivel de exigencia será distinto.

En experiencia y calidad de rivales: Ventaja para Loma

ESQUINAS

El equipo de Lomachenko que lo ha convertido en una verdadero “High Tech” es mucho más experimentado que el del hondureño. Hay mucha experiencia en ese rincón que ha demostrado que sabe hacer ajustes a tiempo. El ejemplo de lo ocurrido en la pelea con Linares es prueba de ello.

El rincón de Teófimo tiene el gran mérito de haber convertido al joven de raíces catrachas en un gran púgil en muy pocas peleas, puede decirse que aún está en proceso de aprendizaje y se espera mucho más de él, pero el equipo del adversario ya suma 13 peleas de campeonato mundial contra una sola del monarca de la FIB.

Por cierto, los padres de ambos estarán en sus respectivas esquinas.

ACTITUD Y FAVORITISMO

Un combate de este nivel tiene que venir precedido de una gran actitud y aptitud. Ambos púgiles están motivados porque como dice el lema promocional se juegan el “Todo o Nada”.

A nuestro juicio el mayor valor de una victoria será el de ser considerado entre los mejores libra por libra del boxeo.

Una victoria del ucraniano lo ratificaría en esa posición y dejaría atrás a Crawford, Fury, Inoue y Canelo.

Un triunfo del hondureño lo ubicará en esa élite, de manera que motivación hay de sobra.

El favoritismo de los entendidos oscila entre 3-1 y 2-1 a favor de Loma, pero los conservadores apostarán por la pegada de Teófimo. Una victoria de éste no sería propiamente un batacazo. Con una pegada así, todo es previsible. Basta ver si la mandíbula y el abdomen de Loma es capaz de resistir tanto como hizo el nipón Masayoshi Nakatani. Si eso es así, menudo problema para Teófimo.

Analizados estos aspectos, dejamos a juicio del lector su veredicto final.

Para nosotros, en el papel y el análisis sensato de cada característica, el favorito lógico debería ser Vasyl Lomachenko, pero en el boxeo como en cualquier otro deporte, nada está escrito.

Durante el pesaje oficial, ambos marcaron las 135 libras, límite de la división.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *