El peso ligero: una división de lujo

Por Jesús Cova
Foto: Mikey Williams / Top Rank

Prensa/AMB/Jabeando/16-10-2020.- La división del peso ligero, una de las 17 del boxeo de la actualidad, vivirá este sábado una gran fiesta (Aunque restringida, por la pandemia que azota al mundo, a solo un grupo no mayor a los 250 invitados especiales, anunció el promotor Bob Arum, de Top Rank), en La Burbuja del hotel MGM Grand de Las Vegas,. Nevada, por el enfrentamiento entre el ucraniano Vasyl Lomachenko y el invicto estadounidense de origen hondureño Teófimo López en disputa de las fajas AMB, CMB y OMB en la cintura del primero y la FIB del contrincante.

En la división, conocida así desde los inicios del siglo XIX, se agrupan los boxeadores que pasan de las 130 libras (58,970 kg) y pesan menos de 140 (63,500 kg). Su límite es de 135 libras (61,230 kg), y se trata de una categoría por la cual han desfilado grandes peleadores a lo largo de los calendarios.

Entre aquellos grandes ligeros del pasado lejano y reciente podemos citar algunos de esos ilustres púgiles. Obviamente el primero en mencionar tiene que ser el panameño Roberto “Mano ´e Piedra” Durán, el mejor gladiador latinoamericano de todos los tiempos y el más sobresaliente 135 libras de la historia.

A ese nombre pueden sumarse algunos más como Benny Leonard (“El Mago del Ghetto”), solo segundo de Durán en fama y glorias, además, entre muchos, de Ike Williams, Joe Gans, Tony Canzoneri, Itshimasu Suzuki, Shane Mosley, Oscar de la Hoya, Manny Pacquiao, Floyd Maywheater, Ken Buchanan, Artur Gregorian, Armando “Mando” Ramos, Pedro Carrasco, Alexis Argüello, Julio César Chávez, Juan Carlos Márquez, Carlos Ortiz, Ismael Laguna y los venezolanos Ernesto “Gato” España y Edwin “Inca” Valero, todos los cuales dieron lustre a la división, calificada de lujosa por nosotros en el título de esta nota.

Hablemos un poco ahora de Durán y Leonard, los dos mejores de la historia.

El peleador del panameño barrio El Chorrillo, hoy de 69 años, es el único, salvo error, que ha cubierto 5 décadas y 2 siglos (XX y XXI) de trajinar sobre un ring entre 1968y 2001, año en que cerró la puerta luego de vencer al boricua Héctor “Macho” Camacho. Después de pelear en gallo y pluma “El Cholo” debutó en liviano contra el venezolano José Acosta, a quien liquidó en una vuelta en su 21ª. pelea profesional, en el que ganó apenas $25 en el estreno exitoso frente al chicano Carlos Mendoza,. Después solo lo detuvo Esteban De Jesús, que le quitó el invicto y a quien luego noqueó en dos peleas más. Poco más tarde de ese tropiezo y ya como retador N° 1, viajó a Nueva York y el 26/6/72 noqueó y destronó en 13 vueltas al escocés Ken Buchanan, en el Madison Square Garden.

Fue aquel triunfo el inicio de una “dictadura”, en las 135, de 6 años y 7 meses entre el 72 al 78 en la que derrotó en sucesión a Jimmy Robertson (KO5), Héctor Thompson (KOT8 y KOT10), Itshimatsu Suzuki (KOT10), De Jesús (KO11 y KOT12), Masataka Takayama (KOT1), Ray Lampkin (KO14), Lou Bizzarro (KO14), Álvaro Rojas (KO1), Vilomar Fernández (KO13), Edwin Viruet (DU15). Cuenten: 12 defensas para 11 nocauts y una decisión. Dejó vacante el trono luego de aplastar por segunda vez a De Jesús el 21 de enero del 78 y anunció su despedida del cetro en enero del siguiente año. Se coronó más tarde en welter, superwelter, mediano y supermediano.

En cuanto al judío-estadounidense Benny Leonard, de pila Benjamín Leiner (NY, 1896-NY, 1947) que peleó entre 1911-1932, bastaría con decir que The Ring lo ubicó 8° entre los mejores 80 de todos los tiempos mientras que ESPN lo puso entre los mejores 50. Se coronó campeón ligero ante Freddy Welsh el 28 de mayo de 1917. Se mantuvo en el trono por espacio de 7 años y 252 días entre 1917-25, más que nadie en el tiempo, y realizó 8 defensas con éxito. Jamás perdió la faja. Combinaba la velocidad de manos con una prodigiosa habilidad sobre el ring, además de una recia pegada que le permitió ganar 70 de 89 peleas oficiales, aunque otros le asignan220 combates con 186 éxitos, 70 por KO, 22 perdidas, solo 4 KO en contra, 9 tablas y 3 sin decisión. Antes de la aparición de Durán nadie dudaba en situar al “Mago del Ghetto” como el mejor ligero de cualquier era. Murió de un infarto cuando trabajaba de árbitro en una pelea en Nueva York el 18 de abril de 1947.

Esperamos que Lomachenko, aquel con 10 nocauts y un revés en 14 peleas, considerado el mejor libra por libra del momento, y López, con una impoluta hoja de 12 fuera de combate en 15 peleas, sin derrotas, respondan este sábado a las expectativas creadas y ofrezcan un espectáculo que se equipare a aquellos que casi siempre brindaron sus iguales en la división, que se batían como fieros guerreros, en sus batallas de pasados e inolvidables días, sobre el encordado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *