La pelea Lomachenko-Téofimo, ya tiene ganador

Por José Cuevas
Correo: jecueva21@gmail.com

Prensa/Jabeando/16-10-2020.- Apenas falta un día para la pelea de unificación de títulos entre los campeones del peso ligero (61 kilos, 135 libras) El ucraniano Vasily Lomachenko y el hondureño Téofimo López Jr. Refriega en la cual el primero de los nombrados pondrá en juego dos de los tres títulos que posee, el de la AMB y OMB (el otro del CMB no estará en disputa). Mientras que López expondrá su diadema reconocida por la FIB, en batalla que tendrá como escenario el MGM de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos de Norteamérica. Se espera la asistencia de unas 250 personas invitadas especiales, debido a las restricciones por lo del Covid 19.

En el Conversatorio de la Confederación Internacional de Boxeo (CIB) De esta semana de octubre abordaremos el análisis del posible ganador entre Lomachenko quien posee un récord profesional de 14 victorias, 12 por nocaut, una derrota, y como ñapa por su paso por el boxeo amateur obtuvo 396 triunfos, una sola derrota, y ganó dos medallas olímpicas (China 2008 e Inglaterra 2012)

En tanto su rival, el fornido López aparece con 15 victorias, 12 por la vía del sueño, en el boxeo rentado y una presea de bronce en la cita olímpica de Brasil 2016.

Como dato curioso resalta que ambos son entrenados por sus padres: Anatoly Lomachenko y Téofimo López Sr. Ósea, la batalla tiene morbo familiar en las esquinas. Téofimo padre ha dicho que su hijo “Se convertirá en héroe ante Lomachenko. Bajará del ring como el Supermán del boxeo”.

Bueno pendiente con esta afirmación filial, porque Vasily ha sido ante los súper boxeadores que ha enfrentado, hasta ahora, pura criptonita. Del poder devastador de Lomachenko sobre el ring pueden dar fe Nicolás Walter, Guillermo Rigondeaux y Jorge Linares, entre otros buenos pugilistas que han caído bajo los puños del ucraniano.

En este aspecto de los padres en las esquinas todo parece indicar que Anatoly se ha mostrado más sereno a la hora de todas decisiones. Es decir, tiene más recorrido como estratega y debería superar en esta ocasión a su colega, Téofimo Senior.

EL COMBATE

A mi juicio Vasily Lomachenko debe salir triunfador por cualquiera de las dos vías. Por decisión o por nocaut, posiblemente técnico, entre los rounds 8 al 10.

La opción de Téofimo López debería ser en los primeros cinco asaltos. Tramos en los que tiene que hacer daño a Lomachanko, incluso hasta podría tumbarlo. Aprovechar su mayor envergadura física y estatura. El catracho-estadounidense sabe que no puede dejar pensar al ucraniano pues esto sería su perdición.

Es bien difícil superar asalto por asalto a Lomachenko. El tritular suele superar en agilidad mental, velocidad de piernas y manos a sus rivales en la medida que avanza la confrontación. El ucraniano es un experto en la pelea corta o media distancia donde realmente hace daño con sus puños que lanza desde diferentes ángulos.

López tratará de utilizar su golpeo al cuerpo para restar energía y cortarle las salidas a Lomachenko. El hondureño con sus zarpazos a los costados hace a sus rivales. Pero ese tipo de pelea también lo va exponer ante un Lomachenko que tiene una especie de radar natural o GPS para detectar los puños de sus contrarios. Es una superlativa forma de boxear ofensiva-defensiva que abruma por cantidad de golpes lanzados y acertados a los rivales que ha enfrentado hasta la fecha.

Otros críticos advierten que la pegada de Téofimo es suficiente para poner a rodar y feo al campeón Vasily. Que pega más que el venezolano Jorge Linares quien ha sido el único que ha derribado al ucraniano. El problema está en que el estilo evasivo-no correlón- y contragolpeador de Loma se hace complicado sincronizarlo neto. Lomachenko luce superior en la lectura mental de la pelea, plus que le permite adelantarse a la ofensiva del oponente y lo hace cometer errores que luego cobra con saña.

Quizás la diferencia de peso que Téofimo pudiera tener al momento del combate y por ser un peso ligero natural le podría permitir asimilar castigo y llegar al final de la pelea, pero esto sería peor pues absorbería más castigo. Así que, mientras Lomachenko esté de pie va estar adelante en la puntuación de los jueces y aumentado su ventaja al paso de los rounds.

Claro que Téofimo no es mocho. Pega duro ya que 12 de sus 15 rivales han sido anestesiados. Cierto. Que puño puede voltear cualquier análisis, pero su opción real es fulminar a Lomachenko, algo así como lo que hizo Juan Manuel Márquez ante Manny Pacquiao en la última vez que se midieron.

Veo que después del 6 asalto López puede entrar en la desesperación al no lograr el nocaut fulminante que prometió. Y de llegar a la distancia va estar más desorientado ante la mejor técnica y facilidad de golpeo de Lomachenko.

También he visto, con cierta sorpresa, que avezados comentaristas, especialmente mejicanos, toman como referencia para analizar esta batalla la confrontación que perdió Lomachenko (la única en profesional) contra el azteca Orlando Salido.

Considero que comparar las destrezas boxísticas de Téofimo con Salido para diagnosticar un posible resultado del hondureño frente al ucraniano no tiene sentido. Son peleadores, Téofimo y Salido totalmente diferentes. Además, el Lomachenko que enfrentó a Salido (01 de marzo del 2014) Tiene más fogueo. Salido tenía 41 triunfos y Loma apenas un en profesional.

Teófino no tiene la experiencia que tenía Salido, aunque sí más pegada y esta carta que siempre es válida. Pero sin duda en una revancha el Lomachenko de ahora hubiese superado claramente a Salido y hasta por nocaut.

En la pelea de este sábado, además del buen estado físico de los peleadores va prevalecer la fortaleza mental y estoy seguro que en este departamento Lomachenko es más competente que su rival.

Bueno amigos aficionados, hasta aquí este Conversatorio CIB de hoy. Nos volveremos a contactar la próxima semana, Dios queriendo, donde ya tendremos el resultado de este combate Lomachenko -Téofimo López, ¡que ojalá llene las expectativas creadas y apostando-de mi parte- que el pronóstico sea parecido al expuesto aquí…! ¡Chau!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *