Comité de Nutrición CMB: Beneficios de las algas marinas (Parte 2)

Por el Dr. Phillip Goglia

Prensa/CMB/Jabeando/17-10-2020.- Salud dental: los extractos de algas marinas han sido apreciados por su efecto preventivo en el crecimiento de las caries dentales. Las propiedades antiinflamatorias son responsables de la mejora en el funcionamiento de las glándulas salivales y de hacer que los tejidos orales sean más resistentes al daño. El alginato, una sal del ácido algínico extraído de las algas, es muy útil en la fabricación de moldes dentales.

Anticoagulante: la investigación de laboratorio ha puesto de manifiesto que las algas marinas poseen propiedades antioxidantes y anticoagulantes. Los anticoagulantes previenen la formación de coágulos sanguíneos y disminuyen la amenaza de apoplejía, insuficiencia cardíaca y obstrucción en las venas y arterias. Los polisacáridos llamados fucoidanos, que están presentes en algas pardas, como Turbinaria ornate, kelp y vejiga, ejercen este efecto beneficioso.

Desintoxicación: las algas marinas poseen la capacidad de desintoxicar y limpiar el cuerpo y facilitan la excreción de desechos tóxicos. La propiedad de unión del absorbente natural, el alginato, que está presente en las algas, hace que los materiales tóxicos, como los metales pesados ​​como el plomo, el mercurio y otros contaminantes, sean indigestos y los eliminen del cuerpo a través de los movimientos intestinales.

Influenza: las algas marinas poseen propiedades antivirales que han demostrado ser prometedoras al proporcionar un efecto protector contra el virus de la influenza B. Los extractos de algas obstruyen la absorción de partículas virales dañinas en las células y evitan que el cuerpo se infecte.

Salud cardiovascular: Las algas marinas han sido útiles para mantener niveles más bajos de triglicéridos y colesterol en el cuerpo. Esto ayuda a mantener un corazón sano, una circulación suave en los vasos sanguíneos y previene afecciones fatales como insuficiencia cardíaca, aterosclerosis y afecciones de las arterias periféricas.

Envenenamiento por radiación: las algas marinas tienen la capacidad de proteger la piel del daño causado por la exposición a la radiación ultravioleta B de la luz solar. Este efecto defensivo puede atribuirse a la presencia de fucoxantina en las algas, que ayuda a prevenir el daño celular y aumentar la tasa de supervivencia de las células pretratadas. El efecto antioxidante de la fucoxantina protege la piel del fotoenvejecimiento, la pigmentación y la formación de arrugas, a la vez que lo convierte en un componente eficaz para ser utilizado en la industria cosmética para la fabricación de protectores solares. Varios estudios de investigación realizados para investigar el efecto de protección radioactiva de los extractos de algas marinas contra la exposición a las radiaciones gamma han mostrado resultados positivos.

Protege sus ojos: El efecto inflamatorio anti-ocular ejercido por la fucoxantina, presente en las algas, ha mostrado resultados prometedores en la prevención de cataratas. Esta complicación también se conoce como opacificación de la cápsula posterior que puede ocurrir después de la cirugía de cataratas. La fucoxantina se utiliza en la formulación de productos utilizados en los implantes oculares en la cirugía de cataratas para evitar el riesgo de cataratas.

Piel más saludable: la riqueza de vitaminas esenciales, minerales, aminoácidos y antioxidantes en las algas ayuda a mantener la piel revitalizada, hidratada y juvenil. Estos elementos protegen la piel contra los efectos nocivos de los contaminantes ambientales y ayudan a ralentizar el proceso de envejecimiento de la piel. La investigación científica ha puesto de manifiesto que los extractos de algas marinas tienen propiedades antienvejecimiento y son un ingrediente útil en la fabricación de cosméticos para el cuidado de la piel. Las propiedades antiinflamatorias presentes en las algas marinas son útiles en el tratamiento de erupciones cutáneas y heridas. Los fitonutrientes elevan el flujo sanguíneo y aportan un brillo saludable a la cara. Las envolturas de algas desintoxican y limpian la piel al expulsar las toxinas de los poros. Los baños de algas también han sido admirados entre los británicos e irlandeses durante años debido a sus efectos terapéuticos.

Cuidado del cabello: el alto contenido de minerales de las algas también ayuda a mantener el cabello saludable. Ayudan a fortalecer las raíces y los tallos de los folículos pilosos y los hacen gruesos y brillantes. Debido a este efecto beneficioso, se ha demostrado que es valioso en la fabricación de champús y cremas para el cabello.

Uso culinario: algunas algas marinas tienen un sabor agradable y se sirven como manjares en muchos países asiáticos como Japón, China y Corea. Nori, Kombu y wakame son algunas de las especies más comúnmente cultivadas y utilizadas en estos países. El famoso rollo de sushi japonés utiliza algas llamadas nori como ingrediente con arroz y pescado crudo. Las algas marinas, como los agars y las carrageninas, se utilizan en muchos alimentos procesados ​como el yogur, las bebidas saludables, los platos no vegetarianos e incluso la cerveza alemana de alta calidad. La recolección de algas marinas se realiza para extraer los ficocoloides, como el agar, la carragenina y el alginato, para utilizarlos como aditivos alimentarios o conservantes para el pescado, platos de carne y productos horneados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *