Roger Gutiérrez cumplió…ahora, le toca cumplir

Por: José Cuevas
Correo: jecueva21@gmail.com

Prensa/Jabeando/07-01-2021.- Feliz y venturoso 2021-necesariamente tiene que ser mejor que el que acaba de concluir- les deseo desde este conversatorio de la Confederación Internacional de Boxeo (CIB)

Se inicia este año con un regalo adelantado de los Reyes Magos, que esta vez vino en los guantes del zuliano Roger Gutiérrez Cuevas quien ganó el pasado sábado, 3 de enero al nicaragüense René Alvarado para convertirse en el campeón número 42 (Según mi cuenta, incluyendo a las féminas boxeadoras) que ha dado Venezuela en la división 60 kilogramos (130 libras)

Gutiérrez cumplió la ofrenda hecha a su madre (Quien falleció hace dos meses) de titularse campeón. Vengar la derrota que en 2017 le había asestado el gemelo Alvarado y de paso traerse la faja para Venezuela.

Además de ganar el título interino reconocido por la AMB, los puños del criollo truncaron la promesa del campeón a los aficionados de su país de entrar a la historia como “los primeros hermanos mellizos en retener sus respectivos títulos mundiales en una misma velada”. Una hora antes su igual Félix había retenido su faja mini mosca de la FIB ante el surafricano Dee Jay Kriel sobre el mismo ring del American Airlines Center de Texas, E.E.U.U.

Gutiérrez salió desde el tramo inicial a meter presión e incluso tambaleó al nica casi al final del asalto. El segundo también lo dominó y en el siguiente capítulo pareció que definía el combate al derribar dos veces al de Nicaragua.

El esfuerzo realizado en los tres primeros asaltos pasó a Gutiérrez quien se vio cansado en el cuatro tramo y sangrando del labio inferior. Mientras, Alvarado tomó la ofensiva ganando los restantes rounds.

Para el quinto, además de la cortadura en el labio, Gutiérrez recibió una fea herida, producto de uno de los tantos puños que le pegó el entonces campeón al bajar sus guantes, en una aparente combinación de confianza y cansancio. El venezolano perdió los capítulos 6-7-8-9-10 y 11.

La sangre caliente del zuliano hirvió una vez más y sacando fuerza logró tumbar con un gancho de izquierda al nicaragüense en el último round. Así que las tres caídas le dieron la mínima ventaja para obtener el campeonato según las tarjetas de los jueces (Ignacio Robles, Robert Hoyle y Javier Álvarez) que le vieron triunfar a Roger 113-112. Apenas un punto de diferencia luego de ganar un round 10-7, otro 10-8. Lo que indica que lo vieron perder al menos siete de los doce asaltos disputados.

Ahora viene el trabajo más duro para el flamante campeón Roger Gutiérrez: darle brillo a esa corona mundial. De momento, por clausula contractual, debe defenderla contra el mismo ex campeón Alvarado para cerrar la trilogía.

Gutiérrez tiene que afinar-junto a su entrenador-algunas cosas de aspectos técnicos. Demostró que tiene pegada (Ahora su récord es de 24 triunfos, 20 por nocaut y 3 derrotas), pero tendrá que trabajar mucho para ser más efectivo al momento de rematar (Es un arte aprender a liquidar al rival cuando éste está en malas condiciones. En eso fue un maestro su antecesor y primer campeón venezolano de esta categoría, el cumanés Alfredo Marcano)

También debe corregir la tendencia de bajar las manos durante la pelea. Pues, se puede bajar los guantes por cansancio, pero no por sentirse sobrado. Por eso cobró la fea herida en su ojo izquierdo en su pelea contra Alvarado.

Por los momentos, desde esta esquina de la CIB le deseamos mucha suerte y mayor dedicación para que siga colocando en alto el nombre deportivo de Venezuela.

En tanto, en la estelar del programa montado en Texas, el apadrinado de Canelo Álvarez, el prospecto norteamericano Ryan García demostró cualidades de peleador caro al derrotar por Kot fulminante en el séptimo al golpeado Luke Campbell.

García pasó la prueba al levantarse y fajarse con el británico luego de caer por un zurdazo en el segundo tramo. Mostró aplomo y una mano izquierda relampagueante que cuando la coloca a la quijada o la zona media es fulminante. Buen triunfo (Puso su foja en 21-0, pero ahora le vienen rivales algo más exigentes entre ellos el criollo Jorge Linares, Devin Haney y el mismo Vasyl Lomachenko…Pero por los momentos, a mi juicio, que se olvide de Teófimo López y Gervonta Davis. Si es que la Corporación Canelo Álvarez lo quiere convertir en su sucesor en el Business (Negocio) del Boxeo.

¡Bueno amigos hasta aquí esta conversa y nos vemos en la próxima edición…!Cháu!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *