Comité de nutrición de CMB: Micronutrientes

Por el Dr. Phillip Goglia

Prensa/CMB/Jabeando/27-02-2021.- Los micronutrientes son elementos esenciales que el cuerpo requiere para vivir; más específicamente, micro minerales y vitaminas. Aunque el cuerpo solo requiere cantidades minúsculas de estos micronutrientes, estos elementos apoyan la mayoría de nuestras funciones biológicas críticas, incluido el apoyo antioxidante, la salud inmunológica, la salud del cerebro y el sistema nervioso. Tan pequeñas como son las cantidades requeridas, una deficiencia puede provocar enfermedades mentales y físicas graves, incluso mortales. Los micro minerales incluyen hierro, cobalto, cromo, cobre, yodo, manganeso, selenio y zinc, por nombrar algunos.

Las vitaminas, que son compuestos orgánicos necesarios como nutrientes en pequeñas cantidades, incluyen vitaminas D, A, E, C, K y complejo B. Como mínimo, una persona promedio requiere 28 micro minerales y vitaminas esenciales para estar saludable. Estudios recientes muestran que casi el 75% de los estadounidenses ingieren menos de la cantidad diaria recomendada (RDA) de los distintos micronutrientes. La ingesta insuficiente de micronutrientes tiene implicaciones tanto a corto como a largo plazo en nuestra salud.

Pocas personas consumen la dosis diaria recomendada de micronutrientes sólo en su dieta, y rara vez obtienen una cantidad suficiente. Los estudios e investigaciones realizados sobre Empower plus Q96 muestran que incluso aquellos que no piensan que están desnutridos tienen más probabilidades de beneficiarse exponencialmente de un suplemento de micronutrientes biodisponibles de alta calidad.

Una de las funciones más críticas que proporcionan los micronutrientes es proteger y apoyar el cerebro. La siguiente es una breve descripción de las necesidades básicas para el rendimiento cognitivo. El cerebro humano depende de un suministro constante de micronutrientes para la energía, el metabolismo de las neuronas y las células gliales, la síntesis y acción de los neurotransmisores, la propagación del impulso nervioso y el metabolismo de la homocisteína.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *