Febrero de campeones en Venezuela

Por: José Cuevas

Prensa/Jabeando/27-02-2021.- Este segundo mes del año 2021 nos trae la memoria varios títulos mundiales ganados por boxeadores venezolanos, así que de ellos vamos a hablar en esta nueva entrega del ya consecuente Conversatorio de la Confederación Internacional de Boxeo (CIB), aporte que hacemos gracias a esta organización dirigida por el Dr. Oscar Borges Prim y que es replicada a través de varios medios de comunicación como Instagram, así como por el periódico digital Jabeando.com.ve.

La idea es mantener la historia viva de este deporte y de sus protagonistas en todo el mundo, pero como debe ser, dándole preferencias al boxeo nacional, al pugilismo criollo.

Comenzamos con la victoria de Rafael “Pantoño” Oronó quien ganó la corona mundial súper mosca al surcoreano Seung Hoo Lee, el 01 de febrero de 1980. Esta pelea, la primera vez que se combatía por la faja mundial de las 115 libras, la vi en las gradas del vetusto Nuevo Circo de Caracas. Allí observé como “Maíta” Oronó le dio un recital de mano izquierda a partir del tercer asalto -pues en el anterior se había lesionado su mano derecha-al asiático para llevarse la decisión en quince asaltos.

La segunda refriega campeonil, siguiendo la cronología de las peleas por el día que se realizaron y no el año, me incluye en la anécdota. Resulta que para finales de enero de 1989 arribó al país el italiano Mauricio Lupino quien disputaría el 03 de febrero la faja peso gallo ante nuestro Israel Contreras.

Contreras tenía como un año entrenando en el gimnasio La Cachucha de la UCV. Allí hacíamos sesiones diarias de guanteos varios alumnos de esta casa de estudio. En mi caso, yo era asiduo sparring del entonces retador del peso gallo Israel Contreras.

Hasta La Cachucha llegó entonces el gladiador itálico Lupino para completar su preparación y el entrenador de Contreras, el profe. Juan Rivas, me dijo: “José sube y has unos rounds con el italiano a ver que trae cómo boxeador” … Hicimos 3 rounds.

El italiano no mostró nada en el guanteo que hicimos, y menos el día del combate: Israel Contreras lo noqueó en el primero asalto-con récord incluido: 37 segundos- y se convirtió en campeón mundial por primera vez.

Luego Israel renunció a ese título (OMB). Dos años después, el sucrense-mirandino ganaría su segunda faja (AMB), para convertirse en el único venezolano de ser dos veces titular mundial en el peso gallo (118 libras) ganándoles al filipino Luisito Espinoza (1991)

Los otros dos monarcas a los que me referiré fueron aclamados campeones mundiales un día 27 de febrero, pero de años diferentes por supuesto. El primero, año 1971, fue Vicente

Paúl Rondón quien destrozó en seis capítulos al también retador Jimmy Dupree, en refriega que disputaban la faja vacante (AMB) del peso semi completo (175 libras)

Esta pelea titular Rondón-Dupree, como la primera mencionada en este Conversatorio CIB de hoy de Oronó-Seung Hoo Lee, tuvo como escenario un repleto Nuevo Circo de Caracas.

El otro connacional que levantó una faja mundial un 27 de febrero fue Bernardo Piñango, la del peso súper gallo (122 libras), cuando derrotó por decisión amplia al dominicano Julio Gervacio, quien poseía el trono de la AMB. El combate se escenificó en San Juan Puerto Rico en 1988. Hay que recordar que Bernardo venía de ganar en 1986 el título gallo de la misma organización. Había hecho tres defensas exitosas y luego renunció al trono, convirtiéndose así en el primer venezolano en abandonar su faja mundial en forma voluntaria.

Lo cierto amigos aficionados es que febrero siempre había sido muy fructífero para nuestro boxeo. Pero esta vez, entre otras cosas, por la situación planteada a nivel mundial por la pandemia Covid 19, muchas peleas no se han podido realizar en este segundo mes del año, y menos donde estarán involucrados gladiadores criollos.

Bueno estimados lectores, esperamos que en los venideros meses nuestro boxeo vuelva a brillar como nos tenía acostumbrado en años anteriores. Y aspiramos a tener muchos otros “febreros” para celebrar. Por los momentos, no nos queda otra que invitarlos para los próximos conversatorios, cortesía del CIB. Espacio en el cual abordaremos otros temas interesantes del boxeo mundial y nacional. Así que: ¡Chau!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *