“Gallo” Estrada está en su momento para ganar la “Pelea del Año”

Por José Cuevas

Prensa/Jabeando/12-03-2021.- Antes de analizar el título de esta nota, voy a declarar que uno de mis ídolos del boxeo actual es el nicaragüense Román “Chocolatico” González, pero en este combate de revancha ante el mexicano Francisco “Gallo” Estrada, luego de transcurrido más de ocho años de su primer combate en el año 2012, considero que el nuevo monarca súper mosca, o gallo junior, será el azteca.

Estrada ha tenido más tiempo para madurar como boxeador, desde aquella confrontación del 17 de noviembre, han sucedido muchas cosas para ambos contrincantes, pero sin duda el “Gallo” ha cimentado su carrera y progresado en su estilo de boxeo.

Tal vez si el combate de revancha de González y Estrada hubiese sido hace dos años antes, el ganador, y hasta de forma contundente, hubiese sido el nica. Pero ahora, vamos a encontrar a un “Chocolatico” que, aunque tuvo un resurgir luego de caer ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai (Wisaksil Wangek), ya ese estilo de combatir, de estar constantemente metido en la candela, en el intercambio de golpes le va pasar factura.

Y este precisamente, las confrontaciones con Rungvisai será el elemento de comparación para decantarme por el ganador de la refriega de este sábado en el Continental Airlines de Dallas, Texas, Estados Unidos. Refriega que tiene todos los ingredientes boxísticos para que resulte la Pelea del Año 2021, por encima de la que disputaron a comienzo de año Oscar Valdez y Miguel “El Alacrán” Berchelt, y que ha mi juicio no resultó tal por culpa del mismo Valdez, netamente superior.

Ante Sor Rungvisai, Román González, según yo, ganó la primera, aunque los jueces vieron lo contrario. En el desquite, el tailandés se comió un “Chocolatico” frío. Mientras, Estrada venció con inteligencia y fortaleza al fortísimo asiático en el 2019.

ASÍ LA VEO

En un ejercicio de imaginación visualizo a un Román presionando desde el inicio de la pelea para disminuir lo más pronto posible las condiciones de Estrada. “Chocolatico” descargará todo su potencial al cuerpo del “Gallo”. Ahora, Estrada tendrá como tarea primordial detener ese avance de su contrario y creo que tiene las herramientas para hacerlo.

Estrada deberá usar su mano izquierda en jab para parar el avance de González y evitar que lo lleven a combatir recostado a las sogas, situación esta donde el nica es una máquina de lanzar puños. Pero jamás serán puños alocados, no. “Chocolatico” siempre se ha caracterizado por su precisión.

En tal caso, Estrada apelará a su desplazamiento de piernas y contragolpe duro y también preciso. Allí puede incluso hacer daño a Román y hasta puede terminarlo antes que concluya la pelea.

Repito, el “Gallo” jamás debe permitir que le roben la ofensiva. Tendrá que aplicar toda su técnica, ahora con mayor experiencia que tenía en la primera confrontación y así imponer su ritmo hasta dominar a una leyenda del boxeo como lo es “Chocolatico”.

Aunque ahora Román usa una defensa más activa, sumando mejor movimiento de torso y cabeza para resbalar los puños que le lancen, todavía es muy temperamental y siempre cae en el intercambio de golpes.

Ratifico: si Estrada hace una pelea más cerebral y menos impulsiva. Apelando a los intercambios de puños en los momentos ideales para él, seguro se llevará la victoria, en la que presumo será una gran batalla, con ribetes de Pelea del Año.

Tan solo nos espera el tañido de la campana, a ver cuan razón nos toca en este pronóstico, siempre audaz, cuando se trata de una competencia de boxeo y más aun cuando se trata de dos grandes figuras: Francisco Estrada y Román González. El primero en su mejor momento; el segundo dando sus últimas batallas, pero todavía con gran calidad.

Concluyo, mi pronóstico es: Estrada por nocaut antes del round doce, a mi juicio, el gran ídolo latinoamericano de los últimos años Román “Chocolatico” González, sin duda futuro Hall de la Fama del boxeo mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *