Polémica decisión: Estrada Vs González

Por José Camejo Suárez

Prensa/Jabeando/16-03-2021.- Ante la discusión generada en el ámbito del boxeo mundial, por el resultado del combate entre el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada y el nicaragüense Román “Chocolatito” González, celebrada el 13 de marzo de 2021 en el Centro American Airlines de Dallas, Estados Unidos, por la unificación del título mundial Supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) de González y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en poder de Estrada, abrimos un pequeño debate en Jabeando para conocer la opinión de algunas personas ligadas al boxeo nacional.

Las pocas opiniones recopiladas son diversas, pero muy sustanciosas, unos dicen que ganó “Chocolatito”, otros que ganó Estrada, otros sostienen que fue empate. Soy del criterio y me sumo a los que dan ganador al ex campeón de la AMB, atisbé un combate con exhibición de la técnica boxística a su máxima expresión, con poca pegada entre ambos contendores, aparentemente no hubo mayor daño físico que evidenciara la puesta en práctica, a lo largo de los doce asaltos, la amarga rudeza o violencia. Sin embargo, fue un buen combate, muy digno del más alto encomio, de gran contenido deportivo donde prevaleció la inteligencia ante la improductiva torpeza.

Salvo mejor opinión, considero que el ganador fue Román “Chocolatito” González. Pues, en la mayor parte del combate llevó la iniciativa, haciendo retroceder al mexicano, quien falló con mucha frecuencia en el contragolpe dada la cerrada defensa de González que siempre mantuvo su guardia arriba y a la vez lanzaba sus golpes que impactaban con frecuencia sobre la humanidad de Estrada.

Después del combate, una vez que anuncian el resultado de la votación de los jueces: Jesse Reyes 115-113 (Estrada) Carlos Sucre 111-117 (Estrada) y David Sutherland 113-115 (González), el árbitro Luis Pabón, cumpliendo con su obligación levantó la mano ganadora a Juan Francisco “Gallo” Estrada.

Seguidamente al anuncio de este resultado se escuchó la voz generalizada de los comentarista y opinadores, algunos expertos en la materia lo calificaron de “robo”, otros de una victoria muy cerrada para “Chocolatito”, incluso ambos boxeadores declararon que habían ganado el combate, se sientieron ganadores, por ejemplo el mexicano, ahora Campeón Mundial Supermosca AMB y CMB declaró: “Nada de robo, la pelea fue muy pareja, si, y también se la pudieron dar a él pero gracias a dios y al trabajo realizado los jueces me vieron ganar y al final de cuenta es lo que importa, los comentarios negativos siempre van a existir así que disfruten estas peleas y dejen de quejarse que nos la partimos con todo y el boxeo y la gente salió ganando…!!”

DECISIÓN DE LA AMB

La Asociación Mundial de Boxeo suspendió temporalmente al juez Carlos Sucre, por considerar pertinente una evaluación de la pelea, según lo expresó Gilberto Jesús Mendoza, presidente del organismo: Solicité al Comité de Oficiales que evaluaran la pelea aunque creo que no es necesario, fue una gran pelea, muy cerrada. Hay que respetar al “Gallo” Estrada que hizo gran esfuerzo, en este caso los jueces lo favorecieron, no obstante mandé una suspensión temporal mientras se escucha a Sucre, porque los espectáculos grandes y peleas cómo ésta no merecen el tipo de resultado que dio. Su decisión fue muy desacertada ayer”.

Esta decisión demanda ciertas interrogantes: ¿El equipo de González apeló el resultado marcado en la tarjeta del juez Sucre? Si se comprueba la actuación dolosa del juez venezolano, residenciado en Miami ¿El resultado de la puntuación es nulo? ¿El combate será declarado empate, nulo o…? De ser así, ¿Qué decisión va a tomar la AMB en torno a la faja otorgada a Estrada? O ¿Simplemente aplicará la suspensión definitiva del juez Carlos Sucre? Son muchas las interrogantes que surgen para llegar a pensar en la aplicación de justicia en un caso como este. Mientras tanto, el CMB hasta la fecha ha guardado un completo silencio.

Pareciera ser que los únicos que vieron ganar a Estrada fueron los jueces Carlos Sucre y Jesse Reyes, porque hasta el mismo Estrada, al final, asomó la posibilidad de triunfo para González o empate.

OPINIONES ENCONTRADAS

A fin de procurar la mayor objetividad en esta situación vamos a citar la opinión de personas muy prestigiosas, vinculadas con el boxeo, entre ellos: Salvador Rodríguez, Orlando Bohórquez, Javier Rosas, Simón Piña y Oscar Borges Prim

Salvador Rodríguez

Salvador Rodríguez de ESPN

-Me atrevo a decir que muchos acompañaron con las lágrimas a ‘Chocolatito’ en sus palabras de resignación, así como otros se sintieron orgullosos del ejercicio de sinceridad del ‘Gallo’ cuando confesó que para él esto había sido un empate.

Fue una jornada memorable para el boxeo, y no pretendo empañar este reconocimiento para estos dos grandes peleadores desarrollando tanto la tarjeta del juez Carlos Sucre que dio 117-111 a favor de Estrada, porque eso no sucedió en el ring, pero esto es escandaloso. Un 115-113 para Román, un 115-113 para Juan Francisco o el empate a 114 eran más que válidos, aunque dio la sensación de que el nicaragüense inclinó ligeramente la balanza.

Orlando Bohórquez

Orlando Bohórquez Parra .- El presidente de la Fundación Ídolos del Boxeo de Venezuela, periodista, residenciado en Chile, fue enfático en sus expresiones. El boxeo necesita el VAR, es necesario, urgente, que alguno de los organismos del boxeo, léase AMB, CMB, FIB o la OMB, tomen la iniciativa de implementar una especie de VAR. Alguien tiene que imponer su autoridad, para que no sigan ocurriendo estos desaciertos tan seguidos y dañinos de una gran cantidad de jueces, que por incapaces, mal intencionados, o a lo mejor comprados, perjudican la imagen de este deporte.

Al finalizar los combates, sobretodo cuando son por campeonatos mundiales, deben revisarse los videos y si tienen que cambiar la decisión de los jueces, pues que lo hagan, de lo contrario se convierten en cómplices de estos señores.

Son muy seguidas las irregularidades que se están cometiendo, y estos organismos rectores del pugilismo, guardan silencio y no actúan, lo cual luce muy grave ante la legión de fanáticos del boxeo, que se cuentan por millones alrededor del mundo.

Javier Rosas

Javier José Rosas Perales.- El presidente de Promociones Internacionales Hermanos Rosas C.A., comentó:

Me parece uno de los mejores combates que he visto en esa categoría hasta la fecha, se evidenció la preparación, técnica y estrategia de cada uno de los peleadores y sus esquinas.

Considero, que quedará para la historia, como una de las peleas más sobresalientes y controversiales. Observé y analicé detalladamente el combate y anoté cada round y arrojó como ganador 115-113 a Román González El Chocolatico. Considero aceptable un empate, por lo pareja de la pelea. Fue injusto el resultado.

Pienso que los organismo mundiales del boxeo deberían ordenar, a través, de sus respectivos comités directorios, una revisión e investigación de los resultados, y de comprobarse alguna irregularidad, aplicar medidas disciplinarias a quien corresponda, previa evaluación del proceso, de ser el caso mandar una revancha directa, o, lo que determine sancionar, de acuerdo a sus respectivas normas y procedimientos. Como lo realizado por el Ing. Gilberto Mendoza, presidente de la AMB, que ordenó la suspensión temporal del juez.

Simón Piña

Simón Piña.- El experimentado periodista, considerado el “Nuevo Testamento del Boxeo”, muy agudo en sus comentarios marcó su pauta en los siguientes términos:

Fue una pelea entre dos grandes campeones que desplegaron sus cualidades durante 12 asaltos. Destacaron por su ataque, defensa, contraataque y ejecución de sus golpes. Muchos de los 12 Rounds tuvieron un accionar muy parejo. Ambos se repartieron el dominio en los primeros asaltos y en los intermedios, pero al final el nicaragüense campeón Supermosca de la AMB pareció atacar con más fuelle y dominó los últimos seis minutos. Sorprendió la decisión de los jueces. Hasta al propio Gallo lo encontraron fuera de balance. La votación fue así: Jesse Reyes 115-113 por Chocolatito, David Sutherland 115-113 por el Gallo y Carlos Sucre 117-111 también por Estrada.

A mí me dio 116-112 por el Chocolatito fue una pelea muy pareja y con este sistema de votación que exige dar un ganador en cada round, es fácil que una pelea igualada presente una votación dispareja. Entiendo al juez Carlos Sucre que pudo haber dado unos rounds muy cerrados a favor del Gallo Estrada y esto hizo que en los números, su decisión fuese amplia.

Está votación produjo que el Presidente de la AMB suspendiera a Sucre mientras el organismo averigua las razones de esta puntuación y además de eso, ordenó una tercera pelea con carácter obligatorio.

Lo que yo particularmente no me explico es por qué el Sr. Sucre le otorgó el último round al Gallo Estrada cuando todos recordamos que lo perdió ampliamente.

Estas son las tarjetas oficiales round x round
Dr. Oscar Borges Prim

Oscar Borges Prim

El presidente de la Confederación Internacional de Boxeo (CIB) fue amplio en su explicación, con un fondo didáctico y amplio marco legal que ofrece opciones para al sano debate y la justa práctica a través del Debido Proceso.

-La presente opinión en materia de boxeo y en especial, del combate efectuado el sábado 13 de marzo de 2021, entre Román “Chocolatico” González y Juan Francisco “El Gallo” Estrada, y sus resultados, tiene lugar, a petición del periodista deportivo, Lic. José Camejo Suárez, quien en conjunto con el Lic. José Cuevas, dirigen el Periódico Digital Jabeando, y a quienes agradecemos sincera y muy respetuosamente, el espacio y el apoyo que nos brindan, como organismo de boxeo venezolano.

En tanto, independientemente que la función de un Juez de Boxeo, tiene algunos aspectos objetivos en los cuales fijarse, existen algunos puntos que final y definitivamente, son de apreciación y, lógicamente, hacen que la actuación del Juez sea falible.

Partiendo de lo anterior, un juez de boxeo o de cualquier índole, es una persona, y por ende, es susceptible de cometer equivocaciones en el desempeño de sus funciones, lo cual se extiende obviamente, a los comentarios que pudieran realizar espectadores y fanáticos.

En lo que respecta a la opinión de la Confederación Internacional de Boxeo y de su presidente, Oscar Borges Prim, se considera que, el resultado de la pelea, perfectamente pudo ser “EMPATE”, sin menoscabo que, algunas personas, hayan visto ganar al “Chocolatico”, lo cual genera lo que a continuación se expone.

El resultado de la pelea estelar por el Campeonato Mundial, ha generado algunos conflictos posteriores, tal es el caso de la suspensión de uno de sus jueces, por parte del organismo internacional de boxeo que presidió el evento, tras el supuesto error cometido al momento de plasmar su votación en las tarjetas.

Dicho esto, decirle a un Juez de Boxeo como debe votar, definitivamente es inmiscuirse en sus funciones propias y por ende, se podría considerar que es un acto arbitrario, sin embargo, es perfectamente posible que, ante un error evidentísimo, pudiera objetarse su actuación.

Como organismo deportivo de boxeo venezolano, responsablemente consideramos que, lo cuestionable aquí y lo que consecuentemente se debe revisar es, la forma de designación del personal técnico y administrativo que hacen vida en la realización de un evento, entiéndase, jueces, réferis, inspectores de asalto, cronometristas; pues es allí donde la mayoría de los organismos de boxeo internacional existentes, cometen una equivocación, puesto que la designación de ese funcionariado es realizada “a dedo”, sin permitirle a las partes (Esquinas), verificar las formas utilizadas para la elección de este personal, pese a que la actividad deportiva que se realiza es de juzgamiento, en el entendido que, internacionalmente hablando, toda persona tiene derecho a conocer con antelación, la identidad de quien lo juzga.

En el boxeo rentado y amateur internacional actual, ambas partes conocen a los jueces del evento, cuando ya han sido designados, sin que prele para ello la participación de las esquinas y atletas en su selección, lo que no tiene nada que ver con su elección directa, sino a estar presentes, a través de acto público, en la forma de su selección, como garantía de transparencia y honestidad.

Ejemplo: Supongamos que en el combate que se acaba de celebrar, designan como juez, a un enemigo de la infancia de Román “Chocolatico” González, y este no se entera sino cuando ya este ha sido elegido. Pues evidentemente ni él ni su equipo, tienen la posibilidad de impugnar o recusar a este Juez. Y quizá, tampoco tiene la oportunidad el Juez de inhibirse de su función. Todo lo cual, pudiera afectar los resultados del combate.

En este aspecto, la Confederación Internacional de Boxeo es pionera, pues la designación de todo el personal técnico que participa en cada uno de nuestros eventos, bien amateur o profesional, es realizada de manera pública, en presencia de las partes interesadas (Esquinas), finalizada la ceremonia del pesaje (Un día antes de los combates) Lo que abre la oportunidad a los promotores, entrenadores y a los propios atletas, de estar presentes en la designación de los jueces y, objetar / impugnar, su elección ante la Mesa Técnica del organismo, por amistad o enemistad manifiesta con algunas de las partes, lo que jurídicamente hablando, se conoce como la recusación e inhibición, figuras que forman parte del DEBIDO PROCESO, contenidas en los Tratados, Pactos y Convenios Internacionales en materia de Derechos Humanos y que, en nuestro ordenamiento jurídico interno, se encuentra consagrado en el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en especial en los ordinales 1° (Derecho a la Defensa), 3° (Derecho a ser oídos por un juez competente, independiente e imparcial) y 4° (Derecho a ser Juzgado por nuestros jueces naturales)

La implementación de lo anterior, por parte de estos organismos internacionales, pudiera ser una solución, si no infalible, si que propenda evitar situaciones como la ocurrida en la pelea “Chocolatico” González-”El Gallo” Estrada, donde efectivamente fue suspendido un juez, pero por otro lado, deja a un Román González que se considera afectado por la decisión, es decir que esta suspensión no compone lo sucedido sobre el ring.

Este aspecto resulta otra innovación que, la Confederación Internacional de Boxeo ha garantizado en el desarrollo de sus eventos, donde además de la elección pública del personal técnico, antes de la realización del evento, también garantiza, como parte del ejercicio del Debido Proceso, que cualquiera de las esquinas afectadas por una decisión durante y finalizada la pelea, pueda ejercer RECURSO DE APELACIÓN en su contra, la cual es debidamente resuelta en el acto, por parte de la Comisión Técnica del organismo.

Lamentablemente la disciplina del boxeo, ha estado plagada de este tipo de arbitrariedades. Así es como todos recordamos fenómenos negativos, como la actuación de la señora Adelaida Byrd, jueza que dio el polémico ‘118-110’ en favor de Saúl Álvarez y, Cynthia J. Ross, quien votó empate entre el Canelo Álvarez y Floyd Mayweather Jr.

Más recientemente, el pasado combate entre Juan Francisco “El Gallo” Estrada y “El Príncipe” Cuadras, ante la caída del primero, hicieron sonar la campana, antes del término del round, situación que no fue corregida, tras la inexistencia de mecanismos como los referidos arriba, que permitan a las partes atacar las decisiones desfavorables y arbitrarias.

Queda de parte de los organismos internacionales en materia de boxeo, implementar la institución del Debido Proceso, como herramienta para garantizar la transparencia, la honestidad y erradicar las prácticas corruptas que empañan el desempeño del deporte e irrespetan a sus atletas, espectadores y fanáticos, al margen que, ciertamente las actuaciones humanas son propensas a equivocaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *